Moradores zona alta cordillera Central reclaman atención autoridades

Comunidades entre Padre Las Casas y Constanza
Moradores zona alta cordillera Central reclaman atención autoridades

Comunidades entre Padre Las Casas y Constanza

PADRE LAS CASAS, Azua.- Bajo el lema “bajamos de la montaña a reclamar nuestros derechos”, moradores de más de veinte comunidades de la zona alta de aquí, realizaron este sábado 18 de agosto una caminata cordillera abajo para demandar la atención de las autoridades.

“Hemos venido hoy ante ustedes a reclamar nuestros derechos: nuestro derecho a la educación, nuestro derecho a la salud, nuestro derecho al trabajo, nuestro derecho a contar con caminos y carreteras adecuados para caminar y sacar nuestras cosechas, nuestro derecho a la vivienda, nuestro derecho a la seguridad, en fin, nuestro derecho a tener una vida digna”, dijeron en una carta dirigida a las autoridades locales.

Los participantes de la caminata dirigieron comunicaciones a Oscar Antonio Lebrón, encargado del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA); Omar Domínguez, del Ministerio de Obras Públicas, Víctor Adames, Gerente del Ministerio de Agricultura; Crucito Guzmán, director del Distrito de Educación de Padre Las casas; Norguin de los Santos, del Instituto de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Wilmore Morel, Síndico de Padre Las Casas; Obispo Valdez, encargado del Ministerio de Medio Ambiente, y Edwin Familia, director del hospital municipal de Padre Las casas.

Los moradores de la zona montañosa reclaman la construcción dos liceos en Gajo de Monte y Las Canitas, de escuelas en El Gramazo, Fundo Viejo, Los Vallecitos, Majaguita, El Jobal y La Paila, asi como la ampliación de los centros de Bontoncillo, El Tetero, El Chocho, Los Auqueyes, Caña de Castilla Arriba (Las Lagunas) y El Roblito.

En la carta dirigida al director del Distrito Educativo de Padre Las Casas, Crucito Guzmán, solicitaron la terminación del liceo de Las Lagunas, la comunidad que da entrada a la zona montañosa.

“Queremos recordar -sostuvieron- que el liceo del Distrito Municipal Las Lagunas está operando hace varios años en una traba de gallos, luego que fuera desalojado de una casa prestada”.

Y añadieron: “Aquí, en el corazón de la cordillera Central, hay una comunidad (Las Lagunas) de unos 10 mil habitantes y 180 años de existencia a la espera de que se termine esa edificación para ver a nuestros hijos salir de esa traba de gallos para ir a una escuela de verdad”.

Deploraron las malas condiciones en que funcionan todas las escuelas de la zona. “En esta parte de la cordillera Central no hay una escuela que sirva”.

“Nuestros hijos quieren estudiar y salir adelante, igual que los hijos de las demás madres y padres del país, pero en esta zona no hay una escuela que sirva”.

Dijeron que además de enfrentarse cada día a los malos caminos, a las grandes distancias, a los peligros de los montes, a las inclemencias de la montaña y a las dificultades propias de la pobreza, los estudiantes tienen que llegar todos los días a tomar clases a escuelas destruidas, que funcionan en ranchetas y casuchas, “escuelas que son un cascarón y que no tienen prácticamente nada, ni siquiera maestros suficientes, y a veces ni siquiera un pedazo de tiza para escribir.”

“Es muy triste ver –puntualizaron- que muchas veces nuestros hijos tienen que sentarse en el suelo a recibir clases, porque en algunos casos ni los pupitres son suficientes. Estudiando en esas condiciones, ¿cómo se puede pensar en una educación digna que prepare a nuestros muchachos y a nuestras comunidades para enfrentarse al futuro?”.

Los moradores de la zona montañosa pidieron el nombramiento de un personal de salud fijo para contar con atención permanente. “Tenemos una clínica rural –aseguraron- que depende de un médico pasante, y cuando termina su tiempo, nos quedamos prácticamente sin servicios.

Informaron que hace años hay un brote de hepatitis b que hay cobrado la vida de varias personas. “Ante esta situación, las autoridades del ministerio de Salud no parecen tener un plan, por más que se les ha notificado”.

También demandan la terminación de la carretera Padre Las Casas-Constanza.

“Tenemos que reconocer -expresaron- que el gran tema de la carretera, el viejo anhelo de nuestras comunidades, ya está en vías de solución. Desde la visita del Presidente Danilo Medina a la zona montañosa se han iniciado los aprestos para construirla, y eso nos llena de satisfacción.”

Y agregaron: “Lo que queremos es que el proyecto se lleve a cabo como está previsto: una carretera asfaltada, con cunetas para evitar los estragos de las lluvias y con todas las condiciones, desde el cruce de Guayabal hasta El Tetero en su primera etapa. Es decir, lo que queremos es una carretera de verdad”.

Otras demandas de los manifestantes son establecimiento de una dotación policial y fortalecimiento del destacamento militar continuación del proyecto de viviendas iniciado por el Gobierno, para que cubra a todas las familias de todas las comunidades, ampliación de la electrificación de la zona, incluyendo a las 14 comunidades excluidas del proyecto. No nos parece en nada justo llevar soluciones que solo alcancen a una parte minoritaria de la población, mientras el resto queda excluido de los beneficios.

Las comunidades que reclaman atención son La Paila, Sabina del Sur, El Gramazo, Los Rodríguez, El Tetero, Fundo Viejo, Los Vallecitos, Mata de Café-Proyecto, Las Cañitas, La Fortuna, Gajo de Monte, Majaguita, Las Lajas, El Limón, El Chocho, Los Auqueyes y Las Lagunas, entre otras. Están situadas entre Constanza y Padre Las Casas, entre varios pasos de los ríos en Medio, Yaquecillo y La Cueva.

Al cerrar su reclamo, los moradores de la zona montañosa dijeron: “Hoy hemos venido ante ustedes, distinguidas autoridades, con nuestra música, con nuestros sueños y con nuestros reclamos, hemos venido con el corazón en las manos, a reclamar su atención. Nuestras demandas son nuestros sueños, y aquí están. Y esperamos que sean atendidas cuanto antes. Cien años de olvido son suficientes para nuestras comunidades”.

A continuación la carta dirigida a las autoridades


Padre Las Casas, Azua
18 de Agosto de 2018

Señores
Ingeniero Omar Domínguez
Encargado del Ministerio de Obras Públicas

Oscar Antonio Lebrón
Encargado de INAPA

Ingeniero Víctor Adames
Gerente Ministerio de Agricultura,

Crucito Guzmán
Director del Distrito de Educación de Padre Las casas.

Ingeniero Norguin de los Santos
Encargado INDRHI

Wilmore Morel
Síndico de Padre Las Casas.

Ingeniero Obispo Valdez
encargado Medio Ambiente.

Edwin Familia
Director del Hospital Municipal de Padre Las casas.

Distinguidas autoridades de Padre Las Casas:

Nosotros, moradores de la zona montañosa del municipio de Padre Las Casas, Azua, hemos venido hoy ante ustedes a reclamar nuestros derechos: nuestro derecho a la educación, nuestro derecho a la salud, nuestro derecho al trabajo, nuestro derecho a contar con caminos y carreteras adecuados para caminar y sacar nuestras cosechas, nuestro derecho a la vivienda, nuestro derecho a la seguridad, en fin, nuestro derecho a tener una vida digna.

En esta franja de la cordillera Central hay más de 20 comunidades: La Sabina del Sur, el Gramazo, Fundo Viejo, La Paila, Los Rodríguez, El Roblito, La Fortuna, El Tetero, Vallecito, Mata de Café-Proyectos, Las Cañitas, Los Auquelles, Elechal, El Palero, Tumba Sombrero, Periquito, Majaguita, Gajo de Monte, El Jobal, Botoncillo, Las Lajas, El Limón, El Chocho y Las Lagunas. Están situadas entre Constanza y Padre Las Casas
Las condiciones en que vivimos dejan mucho que desear. Nuestros hijos quieren estudiar y salir madres y padres del país, pero en esta zona no hay una escuela que sirva.

Además de enfrentarse cada día a los malos caminos, a las grandes distancias, a los peligros de los montes, a las inclemencias de la montaña ya las dificultades propias de la pobreza, también tienen que llegar todos los días a tomar clases a escuelas destruidas, que funcionan en ranchetas y casuchas, escuelas que son un cascarón y que no tienen prácticamente nada, ni siquiera maestros suficientes, y a veces ni siquiera un pedazo de tiza para escribir.

Es muy triste ver que muchas veces nuestros hijos tienen que sentarse en el suelo a recibir clases, porque en algunos casos ni los pupitres son suficientes. Estudiando en esas condiciones, ¿cómo se puede pensar en una educación digna que prepare a nuestros muchachos y a nuestras comunidades para enfrentarse al futuro?

En la zona alta de Padre Las Casas hace falta construir dos liceos, uno en Gajo de Monte y otro en Las Cañitas, y construir escuelas en El Gramazo, Fundo Viejo, Los Vallecitos, Majaguita, El Jobal y La Paila. Y hace falta ampliar las de Bontoncillo, El Tetero, El Chocho, Los Auqueyes, Caña de Castilla Arriba (Las Lagunas) y El Roblito. Ya esas escuelas no dan más.

Queremos recordar que el liceo del Distrito Municipal Las Lagunas está operando hace varios años en una traba de gallos, luego que fuera desalojado de una casa prestada. Para solucionar esa situación, las autoridades están construyendo un liceo y hoy, que hemos venido ante ustedes a hacer valer nuestra voz, queremos recordar que aquí, en el corazón de la cordillera Central, hay una comunidad de unos 10 mil habitantes y 180 años de existencia a la espera de que se termine esa edificación para ver a nuestros hijos salir de esa traba de gallos para ir a una escuela de verdad.

El otro tema que nos preocupa es el de salud. Tenemos una clínica rural que depende de un médico pasante, y cuando termina su tiempo, nos quedamos prácticamente sin servicios. Es por eso que estamos demandando el nombramiento de un personal médico fijo, uno que esté permanentemente en la zona y que nos de sus servicios cuando se le necesite.
Queremos llamar la atención de las autoridades sobre un brote de hepatitis B que hace años se registra en la zona, concentrado especialmente en las comunidades de Gajo de Monte y Majaguita. Ya han muerto –y las autoridades de salud lo saben- varias personas, la última de ellas tenía solo 24 años, y se llamaba Libanesa de los Santos.

Antes esta situación, las autoridades del ministerio de Salud no parece tener un plan, por más que se les ha notificado.

Otro tema que nos preocupa y nos trae aquí es la exclusión de nueve comunidades del proyecto agroforestal auspiciado por el Presidente Danilo Medina, luego de su visita en año pasado, por su relación con el Parque Nacional José del Carmen Ramírez. Esas comunidades son El Gramazo, Fundo Viejo, La Paila, Los Rodríguez, El Roblito, La Fortuna, El Tetero, Vallecitos, Mata de Café-Proyectos

Entendemos la preocupación de las autoridades, y lo que queremos es que las esta, busquen alternativas de desarrollo que no lesionen el medio ambiente y que estén apegadas a la ley.

También necesitamos que las autoridades atiendan la situación del agua en nuestras comunidades. No tenemos acueductos y eso nos crea una crisis de agua, que a su vez tienen un impacto en la situación de la salud.

Por nuestra zona pasan los ríos en Medio, La Cueva y Yaquecillo, y a nosotros, sin los indispensables acueductos para organizar el suministro, solo nos queda ver pasar sus aguas sin beneficiarnos suficientemente.

Tenemos que reconocer que el gran tema de la carretera, el viejo anhelo de nuestras comunidades, ya está en vías de solución. Desde la visita del Presidente Danilo Medina a la zona montañosa se han iniciado los aprestos para construirla, y eso nos llena de satisfacción.

Lo que queremos es que el proyecto se lleve a cabo como está previsto: una carretera asfaltada, con cunetas para evitar los estragos de las lluvias y con todas las condiciones, desde el cruce de Guayabal hasta El Tetero en su primera etapa. Es decir, lo que queremos es una carretera de verdad.

Las demás peticiones nuestras son: establecimiento de una dotación policial y fortalecimiento del destacamento militar para enfrentar la delincuencia que empieza a aflorar en la zona. Además, que se prosiga el proyecto de viviendas iniciado por el Gobierno, para que cubra a todas las familias de todas las comunidades. Este proyecto solo ha cubierto a una cantidad minoritaria de familias.

Asimismo, que se complete la electrificación de la zona, incluyendo a las 14 comunidades que han quedado fuera del proyecto. Y de ser posible, con proyectos de energía alternativa. No nos parece en nada justo llevar soluciones que solo alcancen a una parte minoritaria de la población, mientras el resto queda excluido de los beneficios.

Hoy hemos venido ante ustedes, distinguidas autoridades, con nuestra música, con nuestros sueños y con nuestros reclamos, hemos venido con el corazón en las manos, a reclamar su atención. Nuestras demandas son nuestros sueños, y aquí están. Y esperamos que sean atendidas cuanto antes. Cien años de olvido son suficientes para nuestras comunidades.

Es evidente el interés que existe por integrarnos a los planes de desarrollo. Por tanto, es un buen momento para recordar que nosotros también somos dominicanos y que nosotros también tenemos derechos, y que si este país quiere soñar con un futuro mejor, nosotros queremos ser parte de esos sueños.

Atentamente,

CONTENIDO RELACIONADO:

“Caminata desde la Cordillera” para reclamar atención del Gobierno

Gajo de Monte mendiga un liceo a las autoridades

Una escuela llamada vergüenza nacional

Fundo Viejo 38 años dando lástima por una escuela

Compartir:
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •