La gramática del poder

Por: Redacción

Por Alberto Quezada

Michel Foucault se le conoce como una de las figuras más importantes e influyentes del ambiente cultural francés del siglo XX por sus impresionantes teorías sobre el saber, el poder y el sujeto, cuyos contenidos revolucionaron las ciencias sociales y humanísticas del mundo occidental.

Esta figura que nació el 15 de octubre de 1926 fue además, filosofo, sociólogo, historiador, psicólogo, y profesor de la cátedra “Historia de los sistemas de pensamientos” en la Collège France durante el periodo 1970-1984 y escribió varias obras que son consideradas verdaderas joyas de la historiografía mundial.

Entre sus obras figuran Los intelectuales y el poder, La microfísica del poder, La arqueología del saber, Historia de la locura en la época clásica, La hermenéutica del sujeto, Vigilar y castigar. Murió el 25 de junio de 1984.

Como han podido ver, esta figura del pensamiento mundial más elevado ha sido unos de los teóricos más profundo en el abordaje del concepto poder concebido desde el ámbito político y social.

Traigo el tema al debate a propósito de una respuesta que le diera el presidente Danilo Medina a la comunicadora Jatnna Tavares, en una entrevista que le concediera para la celebración de los seis años de su gestión.

La pregunta verso sobre si en el Partido de la Liberación Dominicana había una división, a lo que el jefe de Estado y fogueado político le respondió que de lo que se trataba era de una lucha de poder entre dos corrientes a lo interno de una entidad política.

¿Y qué es el poder, según Michel Foucault? Bueno, en uno de sus planteamientos el pensador francés reflexiona en su libro “La Gramática del poder y de la libertad” las relaciones de poder surgen como la capacidad que tienen los individuos de incidir en el campo de conducta de los demás.

De este modo, Foucault reconoce que para que una relación de poder sea posible no sólo es necesario reconocer a otro, sino reconocer que este otro actúa y se “abre a un campo de respuestas, reacciones, resultados y posibles invenciones”. Leído esto pienso que la confesión hecha por el presidente Danilo Medina en el citado programa de televisión es un ejercicio de sinceridad política que pone en perspectiva una nueva dinámica en la relación partidaria y política con la que tendrán que convivir los pele deístas en el futuro inmediato.

El autor es periodista y magister en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo quezada.alberto218@gmail.com

Compartir:
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas