Juez Alejandro Vargas advierte no aplazará medida de coerción

Por: Redacción

SANTO DOMINGO, RD.– El juez Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, advirtió este domingo que no aplazará la medida de coerción que se le conoce a los hermanos del expresidente Danilo Medina y otros ochos exfuncionarios y suplidores del Estado acusados de corrupción.

Vargas dispuso de un recesó por 45 minutos en la audiencia para que los abogados de algunos de los acusados puedan estudiar el expediente acusatorio.

Mientras el Ministerio Público dijo que estaba listo para la audiencia en el que se conocerán las imputaciones contenidas en la llamada Operación Anti Pulpo. “Nosotros estamos listos para conocer esta medida de coerción y queremos que esto quede lo suficientemente claro”.

La barra de la defensa de algunos de los acusados pidió al juez aplazar el conocimiento de la medida debido a que no habían podido estudiar el expediente de 267 páginas, sin antes ni siquiera haber hablado con sus representados.

Con relación a la postura del magistrado Alejandro Vargas, el periódico elcaribe.com.do reseña:

“Le estoy explicando de manera clara, a los imputados para que me entiendan, que el juez no va aplazar de ninguna manera esta audiencia, pero además, el juez tampoco va a separarla porque lo entiende innecesario, el juez no va a seguir alargando la incertidumbre que desde hace más de ocho días está afectando a esa gente porque los va a matar del corazón”, enfatizó ante el pedimento del aplazamiento por parte de varios abogados.

Dijo que el Poder Judicial se ha empeñado en preparar a un equipo para garantizar los derechos de los imputados y conocer la audiencia este domingo.

“Es muy bueno usted pedir cuando usted no es el que está preso (…) que de manera olímpica usted viene a decirme a mi: magistrado aplácela porque yo no he conversado con el cliente (…) Eso yo lo entiendo un pedimento ilógico, extemporáneo, irracional, sin ningún tipo de conducencia por los propios imputados que representa, que están defendiendo”, dijo el magistrado al entender que los imputados tienen derecho a que el tribunal les defina su situación.

Subrayó que no estaba de acuerdo con que el caso se conociera en esa sala, pero que aceptó debido a las facilidades técnicas y el espacio que ofrece.

“Una medida de coerción no es un juicio, aquí voy a ver lo que el Ministerio Público me está presentando y en base a eso es que yo voy a decidir”, explicó.

“Hoy se va a conocer la medida de coerción, no mañana, ni pasado mañana, hoy se va a conocer y no estoy violentando derecho de nadie, estoy garantizándoles los derechos a todos ustedes porque esa es mi responsabilidad”, reiteró Vargas.

Otorgó 45 minutos a los abogados que piden el aplazamiento para conocer a sus defendidos para que conversen con sus defendidos y clientes.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas