La fuerza de la sangre

Rafael Peralta Romero
Feria del Libro según Solano

Por Rafael Peralta Romero/Voces y ecos

Quienes saben que el Partido de la Liberación Dominicana modificó su lema original (Servir al partido para servir al pueblo) y adoptó el que dice “En política se hace lo que conviene a los intereses de uno”, le darán crédito a los vaticinios de que los líderes de esa corporación acordarán finalizar la voracidad que los corroe.

La más reciente declaración en ese sentido procede del senador Dionis Sánchez, quien aseguró a la prensa que Danilo Medina y Leonel Fernández han demostrado sensatez y “serían los responsables” de las consecuencias que sufra el PLD en el proceso electoral de 2020. Se sabe que estos líderes libran una feroz batalla por el poder.

El acuerdo se fundamentará en un reparto en el que Medina conseguirá una alteración de la Constitución (artículo 124) para eliminar el enunciado “…y no podrá postularse jamás…”. Obvio que a Fernández le correspondería la candidatura presidencial con considerables mediatizaciones. La imposición de la “sensatez” incluye todas las candidaturas.

Un escollo visible para el entendimiento lo ocasiona la candidatura a senador por la provincia San Juan. La posición es detentada por Félix Ramón Bautista, llamado hijo por Leonel Fernández, y la apetece Lucía Yomaira Medina, hermana carnal del Presidente. Muchos están esperando ese duelo a ver qué cabeza rodará.

Pero no. Ya se perfila una solución: el día dos de este mes, el diario Hoy publicó una reseña firmada por Manuel Espinosa Rosario, corresponsal en San Juan de la Maguana, que daba cuenta de un plan para crear una provincia – Santa Lucía- con el municipio Las Matas de Farfán de cabecera. Pese al nombre, pero no la crearán para Lucía.

El senador Bautista nació en Punta Caña, ahora sección del distrito municipal Pedro Corto, el cual limita al oeste con Las Matas de Farfán. Este distrito, pese a su cortedad, sería elevado a municipio e incluido en la nueva provincia. Bautista intentaría, con derecho a ello, a ser su primer representante en el Senado.

Y más gustoso aceptaría el sacrificio si es con el apoyo de los titanes del peledeismo. En tanto, Lucía Medina, natural de Bohechío, quizá añorara pertenecer a la provincia que hace honor a su santa, pero por imperativo de la ley sería sacrificada con la candidatura por San Juan para desplazar amigablemente a Bautista de su poltrona.

Euclides Gutiérrez lo ha repetido y muchos peledeístas lo aplican: “En política se hace lo que conviene a los intereses de uno”. Ejemplos abundan. La senaduría de San Juan será una muestra en pequeño de la anunciada unidad de los grupos antagónicos. Este caso agrega peculiaridad porque interviene la fuerza de la sangre.

rafaelperaltar@gmail.com

Compartir:
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •