La Soga murió como vivió

La Soga murió como vivió

Por Genris García

SANTO DOMINGO, RD.- Fernando de los Santos (La Soga), murió como vivió, a tiros, ya que se le atribuían decenas de crímenes cuando alegadamente encabezaba el “Equipo” que forman agentes de la Policía Nacional que persigue y elimina supuestos o reales delincuentes.

La Soga fue atacado a tiros por personas hasta ahora desconocidas alrededor de las 8:30 de la mañana de este miércoles en el sector Gurabao de Santiago, dónde vivía.

Supuestos testigos aseguran haber escuchado al menos 20 disparos y al salir de sus casas observaron el cuerpo del ex oficial con varios impactos de balas.

La Soga estaba en libertad condicional desde diciembre de 2018, a la espera de la apertura de un juicio de fondo en su contra, por homicidio.

Luego de desertar de la Policía con el rango de teniente, fue perseguido por esa misma institución por varios años, al atribuírsele decenas de asesinatos de civiles en Santiago y otras ciudades.

Aun después de salir de la Policía se le atribuyeron crímenes por encargo.

A “La Soga” se le atribuyeron en el 2011 las muertes de Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (Robert), supuestamente por encargo de Joan Silverio Ureña (Yoan) y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (Bonelly).

Por ambos crímenes, La Soga habría cobrado 250,000.

Los cadáveres de Valerio Espinal y Torres Ortega fueron encontrados atados de pies y manos en la presa Tavera Bao, en Sabana Iglesia, en la provincia Santiago.

Luego de ambos crímenes, la Policía publicó carteles en los que denominaba a La Soga como una persona “peligrosa” que andaba “fuertemente armado”.

Durante alrededor de 6 años se mantuvo prófugo de la Justicia dominicana que lo buscaba por dos asesinatos por encargos.

Mientras estuvo en la Policía Nacional supuestamente encabezó uno de los grupos de agentes conocido como “El Equipo” o “El Escuadrón”, que se dedicada alegadamente a perseguir delincuentes o prófugos de la justicia.

Se le acusó de haber cometido unas 35 ejecuciones extrajudiciales mientras prestaba servicios en Santiago.

En el mismo año, durante la gestión del exjefe de la Policía Nacional, José Armando Polanco Gómez le pidió a “La Soga” que se entregara y prometió a la sociedad su captura.

En noviembre de 2011, el entonces coronel Máximo Báez Aybar, director de Comunicaciones de la Policía, dijo que “La Soga” envió al Palacio de la Policía “un chaleco antibalas, su arma de reglamento, su placa y su uniforme”.

Entonces la Policía publicó un cartel “SE BUSCA: Sicario acusado de muerte a los señores: Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (A) Robert, en Santiago de los Caballeros, RD, por encargo de: Joan Silverio Ureña (A) Yoan y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (A) Bonelly”.

De los Santos tomó tanta notoriedad que su apodo fue dado a una película llamada “La Soga”, donde se relata parte de las acciones realizadas por el exteniente policial.

El 17 de diciembre de 2018, durante una audiencia en el Palacio de Justicia de Santiago, “La Soga” indicó que su hoja de vida estaba completamente limpia y que no había cometido los crímenes que se le atribuyen.

“Yo necesito que la cosa se aclare, estoy totalmente limpio, no tengo nada que ver con lo que haya hecho la Policía”, declaró De los Santos.

Ese mismo día fue liberado y se le impuso una garantía económica y presentación periódica.

La madrugada del 10 de junio del 2018 la residencia y el vehículo de La Soga fue incendiado por desconocidos en su residencia.

CONTENIDO RELACIONADO:

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •