La transición en el sector público cada cuatro años

La transición en el sector público cada cuatro años

Por Liana Lama

La incertidumbre y la ansiedad de los servidores públicos que ocupan puestos dentro del estructura institucional siempre está latente en su interior, en los cambios de gobierno cada cuatro años.

Los servidores públicos experimentan el proceso de transición de autoridades los 16 de agosto cuando se da el cambio de gobierno.

Sucede que en ocasiones durante este cuatrienio puede verse más de un cambio de incumbente.

La República Dominicana cuenta con una visión país que es la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) 2030, Ley 1-12, que está llamada a marcar un hito en la forma de conducir la Nación.

Algunos servidores públicos que han vivido varias transiciones, presentan cierto nerviosismo por la incertidumbre de ser desvinculados de sus puestos de trabajo.

En ocasiones, durante este proceso, las nuevas autoridades parecieran olvidar comunicar a los subalternos cómo será la transición y cuáles serán los próximos acontecimientos.

Esa incertidumbre que viven los servidores públicos deben ser amortiguadas por las nuevas autoridades, quienes tienen que transmitir mensajes de tranquilidad y paz a los empleados para que su desempeño laboral sea eficiente.

No es una quimera, es una forma de integración entre las nuevas autoridades y los empleados que se sienten amenazados de ser separados de la administración pública.

La tensión y el estrés laboral de los servidores públicos se agrava por la marcada crisis sanitaria por la pandemia mundial del coronavirus, que ha provocado en la República Dominicana la muerte de 2,022 personas y 106,136 contagiados (al corte de 17 de septiembre de 2020).

Cerca de un millón de dominicanos han perdido su trabajo fruto de que decenas de negocios han cerrados sus puertas, por lo que las situaciones de cambio de gobierno y crisis sanitaria tienen en vilo la economía dominicana. De acuerdo a informe del Banco Central, durante enero-junio 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) real registró una variación interanual promedio de -8.5% respecto al mismo período del año anterior.

Lo lógico sería que la institucionalidad prevalezca aún en medio del cambio.

Las nuevas autoridades realizan los ajustes necesarios para emprender el plan de gobierno, que logre contrarrestar la crisis económica en la que se encuentra el país. Para esto, es preciso tomar en cuenta la revisión del Plan Estratégico Institucional (PEI), el plan Operativo Anual (POA), la filosofía institucional, las leyes y reglamentos que rigen la institución, construir el plan de gobierno de los próximos cuatro años alineada a la END.

De este proceso de cambio los ganadores deben ser los ciudadanos, el gobierno debe procurar que los procesos continúen y que los servicios sean brindados oportunamente.

La reforma de las instituciones, de los sistemas, de las políticas públicas, el cumplimiento de las leyes que sean pensadas en beneficio de los ciudadanos.

Es normal que en estos cambios de gobierno percibamos cambio de logo y línea gráfica, estas acciones forman parte de la identificación que el nuevo gobierno quiere impregnar en la sociedad.

El gobierno que preside Luis Abinader, mandatario de la nación, ha iniciado el cierre de varias instituciones por entender que existe en ellas dualidad de funciones y en otras por cumplir su misión.

Durante los últimos 20 años, hay dentro de las instituciones servidores públicos que se han capacitado en los puestos de trabajo y que el Estado se beneficiaría al aprovechar ese recurso humano para la continuidad de los servicios y cumplimiento de las políticas públicas, leyes, normas que realiza cada dependencia del gobierno.

El filósofo británico Alan Watts, dijo que: “La única manera de hacer que el cambio tenga sentido consiste en sumergirse en él, moverse con él, participar en el baile”.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •