Músculos de poder

Manuel Hernández Villeta
La Suprema y los políticos

Por Manuel Hernández Villeta/A Pleno Sol

Ningún partido político cuenta con el número de militantes suficientes para ganar el próximo proceso electoral. La lucha interna grupal es por egos y posiciones económicas, pero primarias abiertas o cerradas no son determinantes para ganar, sino para que unos tomen el control, y los otros se sometan.

De hecho, todos los partidos políticos nacionales están fraccionados. La lucha de caudillos los deja a la merced del musculo, pero sin fortaleza real. Los llamados cuatro grandes partidos no saben lo que es unidad, ni la practican.

Con sus militantes fragmentados ninguno tiene posibilidad de ganar las elecciones. Así que el torneo habrá que ganarlo en base al apoyo externo que se consiga cuando se oficialicen las candidaturas. En cualquiera de estos partidos la unidad será para que unos venzan y los otros muerdan la derrota. La concertación es letra muerta.

Al elector joven, de 25 años máximo, no le interesan los partidos políticos. Se interesa por el internet y las redes sociales. Vota por caras y refranes, pero le da uno por dos que se le hable de partidos políticos. Las caravanas son un jolgorio de ron y dinero entregado a montón, y los grandes mítines son reuniones del pasado.

Con sus fraccionamientos internos un partido no tiene posibilidades de ganar unos comicios. A casi dos años de las elecciones el panorama que se presenta hoy es del Partido de la Liberación Dominicana dividido; el Partido Revolucionario Moderno, también dividido; el Partido Reformista Social Cristiano pactando con el mejor postor y el Partido Revolucionario Dominicano pegado a la tabla salvavidas del poder.

La mayor atención la presenta el PLD. Veo a la larga una candidatura independiente de Leonel Fernández. No puede alcanzar una postulación a lo interno del PLD y su camino es comenzar a transitar lo más pronto posible el sendero de una candidatura fuera de los morados.

El sector de Danilo Medina solo tiene una soga de salvación, y es la reelección. Ninguno de los precandidatos alcanza la mínima posibilidad de ganar unas elecciones. Danilo buscará la reelección por todos los ángulos posibles. En las venideras elecciones se vislumbra a tres candidatos con posibilidades.

Es difícil que Hipólito Mejía pueda sobrepasar a la juventud de Luis Abinader. No se ve al Guapo de Gurabo fundando un nuevo partido, pero si con posibilidades de retorno al Revolucionario Dominicano. Entre el PRM y el PRD solo hay cambios de siglas, por lo demás es el mismo basamento político.

Para las venideras elecciones veo a tres candidatos con línea de primera fila. Danilo Medina, buscando la reelección; Leonel Fernández, por un frente de partidos emergentes, y Luis Abinader por la oposición actual nucleada. En enero del 2020 la percepción indicara quien podría tener posibilidades de ganar. Por ahora, se trilla el camino de la división. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •