Octavio Carlo: “He extendido la mano y he tocado la cara de Dios”

Por: Redacción

SANTO DOMINGO.– “Y mientras mis sentidos se elevaban en silencio he rebasado la alta e inviolable santidad del espacio, he extendido la mano y he tocado la cara de Dios”, escribió tres horas antes de su muerte el piloto Octavio Carlo Jr.

El mensaje fue colgado en su cuenta de Instagram por Carlo Jr, quien falleció en un accidente de avioneta en San Francisco de Macorís.

“He subido hacia el Sol y me he unido a la alegría de las nubes atravesadas por su luz — y he hecho cientos de cosas que no habéis soñado jamás — he virado, me he elevado y me he balanceado allí en lo alto, en el luminoso silencio”, continúa el mensaje extraído de lo que muchos definen como “el poema de los aviadores“.

Al momento del accidente Carlo Jr realizaba labores de fumigación en una finca de arroz de San Francisco de Macorís.

La avioneta matricula HI979 pertenecía a la empresa Fumigaciones Aéreas del Caribe (FUMCA) que se dedica a la fumigación y mitigación de plagas en los predios agrícolas.

La aeronave había salido de un aeródromo doméstico ubicado en Ranchito, La Vega, a las 9:20 a.m. y el reporte del accidente se produjo poco después, a las 9:50 de la mañana de este lunes.

Octavio Carlo Jr. Reprodujo en su cuenta de Instagram el poema High Flight del piloto de combate John Gillespie Magee, Jr. quien murió tres meses después de escribirlo.

A continuación el mensaje posteado en su cuenta de Instagram:

¡Oh! Me he desligado de los ásperos bordes de la Tierra y he bailado por los cielos en risueñas alas plateadas.

He subido hacia el Sol, y me he unido a la alegría de las nubes atravesadas por su luz — y he hecho cientos de cosas que no habéis soñado jamás — he virado, me he elevado y me he balanceado allí en lo alto, en el luminoso silencio.

Surcando el cielo, he perseguido al viento aullador y he propulsado mi ansioso avión por los infinitos pasillos de aire…

Allá, allá en el más alto y ardiente cielo he alcanzado fácil y elegantemente las alturas barridas por el viento donde nunca antes llegó la alondra ni el águila.

Y mientras mis sentidos se elevaban en silencio he rebasado la alta e inviolable santidad del espacio, he extendido la mano y he tocado la cara de Dios.

Oh! I have slipped the surly bonds of earth
And danced the skies on laughter-silvered wings;
Sunward I’ve climbed, and joined the tumbling mirth
Of sun-split clouds-and done a hundred things You have not dreamed of-wheeled and soared and swung
High in the sunlit silence. Hov’ring there I’ve chased the shouting wind along, and flung My eager craft through footless halls of air.
Up, up the long, delirious, burning blue I’ve topped the wind-swept heights with easy grace
Where never lark, nor even eagle flew-
And, while with silent lifting mind I’ve trod The high untrespassed sancity of space
Put out my hand and touched the face of god.

CONTENIDO RELACIONADO:

Muere piloto de avioneta se estrelló en San Francisco de Macorís

Piloto murió en accidente avioneta era hermano de Sergio Carlo

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas