Salvar año escolar

Manuel Hernández Villeta
Los chinos y sus relaciones

Por Manuel Hernández Villeta/A Pleno Sol

Hay que salvar el año escolar. Los muchachos no pueden volver a la escuela en medio de una pelea en un cuadrilátero de boxeo. Tienen que postergar sus diferencias el ministerio de Educación y la Asociación Dominicano de Profesores (ADP).

Que se den una tregua, que permita que se inicie con toda la normalidad posible el nuevo año escolar, y luego de un par de meses comenzar a discutir los temas que están en la agenda. Sería inaceptable y una falta de responsabilidad que se boicotee el inicio del año escolar.

De los maestros que quieren entrar al sistema hay inconvenientes con las pruebas de admisión, pero también con su preparación general. Una gran cantidad de maestros no tiene los conocimientos suficientes para impartir docencia.

Las eternas bajas notas de los estudiantes hay que buscarlas en la incapacidad de los maestros para situarse frente al pizarrón. Las fallas del magisterial se deben revisar, y sobre todo el sistema de contratación de los profesores.

Tanto el ministerio como el gremio son culpables por la llegada de incapacitados a las aulas. Los dos quieren jugar a favorecer a seguidores partidistas o sindicales. Eso no puede ser. Se está perjudicando al sistema educativo dominicano, y eso es inaceptable.

Ninguno de los sectores que tiene que ver con la educación pública se puso a trabajar en el tiempo de vacaciones para tratar de encontrar soluciones a males ancestrales. No es el momento de salvarlos a la carrera.

En el sistema educativo nacional se tiene que hacer una evaluación de los libros de textos y sacar los que están obsoletos, desfasados y que no se corresponden con la pedagogía moderna. La entrega de los útiles escolares va a ser un dolor de cabeza.

Es posible que el año escolar comience sin libros de textos. Una barbaridad. A los maestros se les dará un instructivo para que impartan docencia en los primeros meses. Creo que se está jugando con el sistema educativo nacional, sin pensar que está en juego el futuro de los niños dominicanos.

Pero hoy lo más primordial es que se dé una tregua entre el ministerio de Educación y la Asociación Dominicana de profesores. Hay que hacer una evaluación del sistema de contratación de profesores, pero esa exigencia no puede servir para poner inconvenientes al inicio del año escolar.

Todos los sectores de la educación dominicana deben dar el ejemplo, y cantar a coro: a las clases que ya es hora de comenzar nuestra labor….!Ay!, se me acabo la tinta.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •