Un año terrible, permanecerá en la historia como el peor

Un año terrible, permanecerá en la historia como el peor

Por Stephanie Roca

(Mis reflexiones del covid-19)

El peor de los años, así les llamaremos a éste 2020. Nunca será olvidado, pues estuvo vestido de tragedias y dolor. La amargura fue su persistencia en los seres humanos y en la naturaleza misma.

El 31 de diciembre del 2019, dimos gracias por ese año que culminó y por el nuevo año que inicio desde que el reloj marco las 12:00 de la madrugada.

De inmediato, el año arranco en nuestro país, el primero de enero 2020, con el feminicidio de Angelita Sánchez en el municipio de Río San Juan, en María Trinidad Sánchez.

Más adelante nos llega la noticia del incendio en Australia que dejó millones de mamíferos calcinados por las feroces llamas, todo sin previo aviso. En pleno año nuevo se reportan las inundaciones en Indonesia específicamente en la ciudad de Yakarta, decenas de muertos deja.

Desde ese momento se percibe que algo anda mal con este 2020, lo que nunca la humanidad se imaginó es que detrás de esto vendría algo más grande y a nivel mundial.

Y así fue, el año que recién inicia da la bienvenida al covid-19, una pandemia que ha paralizado el mundo, que ha caudados daños incalculables en la economía mundial, que ha traído consigo dolor, estrés, ansiedad, depresión, pero sobre todo, innumerables muertes en el mundo.

Cuando todo esto empezó, nadie pensó que llegaría tan lejos y muchos opinaron que no duraría tanto tiempo.

A lo largo de estos meses nos hemos sentido presos, reprimidos, estancados, hasta quebrados y podemos interpretarlo tal vez como un castigo divino, un llamado de atención a todos los seres humanos, pero realmente nos hemos sentado a pensar que mensaje real tiene esta pandemia, es de verdad tan malo lo que está pasando, de verdad el no poder salir a bares, clubes, piscina, hoteles, plazas, etc…

Esto que sucede es lo que realmente un ser humano necesita para decir que el año va bien y pregunto, no será que el rumbo y aceleramiento que llevábamos como mundo no era el correcto, somos conscientes de que quizás el mundo si necesitaba un stop, un largo tiempo de reflexión, de desacelere, de tener tiempo de sentarse a analizar, como vamos en lo personal, como sociedad, como país, como mundo, realmente lo hemos pensado (reflexiono).

Como dominicana creo que, por ser alegres, chercheros, sentimos que esto es lo peor, que ya estamos cansados del encierro de la prohibición del toque de queda, del estado de emergencia, de no poder celebrar los cumpleaños y las fechas importantes de la manera que nos gusta, es lo más grave que hemos padecido.

Pero no mis queridos dominicanos, mis estimados compañeros del mundo, lo peor que le puede pasar a alguien es que en estos largos meses no hayamos entendido, ni aceptado, que detrás de cada tormenta viene la calma, que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.

El covid-19 no es para siempre, va a culminar en el momento que deba. Aún los científicos no se ponen de acuerdo para que la humanidad se entere de que habrá una luz al final del túnel.

Pero, has algo positivo, comprender que si a estas alturas no tenías propósitos en la vida y aún no los tiene, te digo que fracasaste en esta pandemia, que si tus sueños ahora no son más grandes de cuando te lo propusiste, no captaste la seña, que si todavía no entiendes que estar lejos de tus seres queridos es deprimente.

Intuyo que te pasó por encima la pandemia, que sino entendiste que los seres amados, los amigos, los compañeros de trabajo se deben valorar y cuidar día día, no pasaste de nivel.

Más aún, si todavía sigue pensando que por tener poder nada te podía detener, mi querido amigo, te quemaste en esta materia de la vida, si todavía no comprendes que un abrazo y un beso reconforta al ser más triste, la ignorancia te ganó la carrera.

Peor aún, sino te has dado cuenta que en la vida hay que vivir el presente, disfrutar los momentos sin dejar nada para después porque ningún día es igual al siguiente, tu inteligencia está en cero.

Vi un video en la página de BBVA, con un hermoso mensaje, donde Francesc Miralles, un escritor argentino, habla sobre unos viajes que realizó en Japón, donde conoció el IKIGAI, una filosofía de vida, en ese video cuenta el significado de esta palabra, que descubrió trabajando en el campo en Okinawa.

La palabra está formada por dos términos japonés, iki que es vida y gai que es merecer la pena, de manera literal significa una vida que merezca la pena, un propósito de vida, razón de vivir, es lo que te da sentido a la vida, lo normal es que el ikigai sea una búsqueda a lo largo de nuestras vidas, sería la pasión y/o el talento que descubras en ti mismo, si en este tiempo no descubriste tu ikigai, este es el momento de hacerlo.

Este no es el peor de los años (…)

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •