Una clara justicia acomodaticia

Luis D. Santamaria
Una clara justicia

Por: Luis D. Santamaría/Mi observatorio
Desde un principio se vislumbraba y así se presentía en el seno del pueblo la intención de favorecer a la imputada Marlín Martínez, principal autora intelectual del hecho criminal en que incurrió para quítarle la vida a la joven Emely Peguero.

La sentencia evacuada por el Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís evidencia claramente que desde principio hubo la intención marcada de favorecer a esa mujer que fue capaz de planificar todo el entramado criminal que finalmente concluyó con el crimen que quitó la vida a la jovencita embarazada.

No cabe dudas que los jueces han incurridos en una sentencia totalmente acomodaticia para salvar a Marlín Martínez de ir a la cárcel por 20 o más años por haber planificado todo lo relativo para privar de la vida a la joven Emely Peguero.

El Ministerio Público había solicitado para Marlon la pena máxima, la que ha impuesto el Tribunal, por los delitos de aborto, actos de barbarie en el asesinato de la adolescente pero la exoneraron de haber planificado y ordenado su muerte.

El caso es que el ministerio público pidió 20 años de cárcel para Marlin, aunque la pena quedó en cinco, por alegadamente no participara en la comisión del crimen, y su complicidad para ocultar el cuerpo se produjo tras la muerte de la joven.

Al momento del crimen Marlin era subdirectora de Pasaportes, cargo del que fue relevada por el presidente del país, Danilo Medina, que se declaró entonces “abatido” por la muerte de la menor.

No se concibe que en el país se siga tirando por el suelo la credibilidad de la justicia con caso como el producido en San Francisco de Macorís que por complacer a una persona culpable de ser merecedora de una sanción justa y ejemplarizadora no se haya aplicado el peso de la ley.

Eso trajo como consecuencia al conocerse el veredicto del tribunal acciones de protestas en todo San Francisco de Macorís inconforme con la mostrenca sentencia que sin lugar a dudas, favorece a la señora Marlin Martínez que durará en la cárcel el tiempo requerido por la participación en su acción criminal.

Señores hay que poner atención a esto y aplicar los correctivos de lugar para evitar que en el futuro no se produzcan acciones similares que pongan en entredicho la credibilidad de la justicia que desde hace ya bastante tiempo sigue en cuestionamiento.

La justicia puede resarcir su error durante el proceso de apelación aplicando la sanción correcta a Marlin Martínez, tal y como lo ha dicho el Procurador General de la República que la sentencia será recurrida en apelación, lo que significa comenzar desde cero.

El autor es periodista. Reside en Monte Plata

Compartir:
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •