VIDEO: Desvelos de Nitaen por los perros de la Zona Colonial

VIDEO: Desvelos de Nitaen por los perros de la Zona Colonial

Por Genris García

SANTO DOMINGO.- Cuidar y amar los animales es un don que no todos tienen, como Nitaen, quien junto a un grupo de voluntarios, se desvelan por los perros de la calle que deambulan en la Zona Colonial.

Cuenta que se dedican día y noche a cuidar los canes, que muchas veces enfermos o heridos encuentran en las centenarias callejuelas de la ciudad Primada de América.

Narra que sostienen su labor en base a donaciones de personas que les llevan alimentos y medicamentos para los perros.

En su labor, Nitaen, cuyo verdadero nombre es Juan Manuel Pérez Acosta, destaca cómo algunos de los perros de la calle han logrado hasta alcanzar una “visa” para cambiar su vida de la calle por un hogar en playas extranjeras.

Nitaen es su nombre espiritual, que adoptó a los 14 años cuando entró a un monasterio y adquirió la cultura Vaisnava.

Dijo que el perro enfermo y lleno de garrapatas, le tomó semanas curarlo y luego lo publicó en sus redes sociales en busca de alguien que lo adoptara.

Expresó que a los pocos días se le acercó una persona del Canadá y le dijo que era amante de los animales y estaba interesado por “León” como llamaban aquel perro realengo.

Reveló que esa persona, que no identificó, internó a “León” por dos semanas en una clínica veterinaria, le sacó los papeles reglamentarios y se lo llevó a a Canadá.

El canadiense, además de cambiarle la vida al perro que todos llamaban “León”, le buscó otro nombre y le puso “Luky”.

Mientras la compañera de “León”, a quien todos llamaban “Leona” también encontró un lugar acogedor, dónde la miman y la quieren. Ella fue rescatada por el Grupo Nefertiti, de quien dijo, “están haciendo un bello trabajo en este país”.

Explicó que él y sus colaboradores voluntarios rescatan los perros, los bañan, los alimentan para que tengan buen aspecto en aquella zona que es visitada por miles de turistas todos los días.

Pero también los perros se han ganado su espacio en los parques, restaurantes, cafeterías, galerías y templos de la ciudad amurallada.

Ellos se cuelan entre los turistas y “Sacha” hasta “vigila” el “Chucho tren” en el que excursionistas nacionales y extranjeros recorren la Ciudad Colonial.

Buscan crear conciencias “El Guía del Chucho Tren” a quien define como una joya.

Sacha a quien define como “una joya” también se ha ganado el cariño de los citadinos ya que acompaña a los turistas en el día y por las noches se ubican en los restaurantes como una especie de guardián.

Nitaen y una de sus principales colaboradora Mariana fueron seguidos por la cámara de vigilanteinformativo.com hasta una vieja casona en remodelación que sirvió de albergue a una perra parida de varios cachorritos.

Allí, en medio de la reconstrucción, entre cemento, arena y las labores de los obreros alimentan a la madre y sus perritos hasta encontrar quien lo adopte para que no deambulen por la ciudad.

Nitaen, quien despide paz y tranquilidad en cada palabra que pronuncia aboga por el respeto al medio ambiente, a ser tolerante y compartir el espacio con los animales y las plantas “ellos también son seres vivientes”.

Deplora el poco apoyo que tiene la Unidad de Protección Animal de la Procuraduría de la Procuraduría General de la República.

Implora a que en los días de calor, los vecinos coloquen recipientes con agua para los perros de la calle porque “ellos también siente hambre y calor”.

En el Parque Colón, Nitaen acaricia a “Mariposa” de quien dijo llegó pequeña a la zona y allí pernota posando para los turistas y jugueteando con las palomas.

Mientras que Mariana parece tener un amor especial por “Tulile”, a quien acaricia y carga.

Entre su labor, también esta vacunar los perros ya que estos se pasan el día y la noche entre miles de personas que viven o visitan la Ciudad Colonial.

A partir de las 7:00 de la noche, los voluntarios que compran desperdicios de la comida de los restaurantes chinos se movilizan desde el Parque Independencia hasta la Plaza España llevando comida a los perros y gatos de la zona.

Dice que muchos de esos perros han sido agredidos por personas que van a la Zona Colonial a cometer acciones delictivas y ellos los evitan.

Insiste que necesitan un lugar para instalar un refugio para albergar los perros callejeros.

Aboga por crear conciencia entre los ciudadanos para que no maltraten los animales.

Aclara que no buscan dinero, pero si, alimentos, vermífugos, pomadas para curar de la sarna a los perros.

Deplora que algunas personas maltraten y golpeen los perros de la calle.

Mileny González dice que a corta edad comenzó a amor por los animales, en especial por los perros.

Ella también deplora el maltrato animal y considera que los animales también tienen su espacio en la sociedad, no importa si el perro es de raza o de la calle.

Ella comparte su labor en el Ministerio de Turismo, con el cuidado de los animales de la Zona Colonial.

Asegura que el ser humano que es capaz de hacerle daño a un animal de la calle, también es capaz de hacerle daño a otra persona.

Allá, en la vieja ciudad siguen Nitaen y sus amigos siguen haciendo conciencia entre los ciudadanos para la protección animal y buscando personas que le extiendan las manos para su alimentación y cuidado.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •