“La Barbie” se declara culpable de narcotráfico a EEUU

labarbieTal como lo había anunciado su defensa, Édgar Valdez Villarreal “La Barbie” se declaró culpable de cargos federales que incluyen narcotráfico y lavado de dinero durante una audiencia realizada el miércoles en una corte estadounidense en Atlanta, Georgia.

Testigo y protagonista fundamental de la la expansión del narcotráfico en México en los últimos 20 años, “La Barbie” aceptó su culpabilidad en los delitos de conspiración para traficar cocaína, para importar cocaína a Estados Unidos y lavado de dinero.

De nacionalidad estadounidense debido a que nació en Laredo, Texas, hace 42 años, Valdez Villarreal recibirá sentencia en marzo, y aunque enfrenta un mínimo de 10 años en prisión, expertos en temas judiciales consideran que podría recibir cadena perpetua.

Lugarteniente del cártel de los Beltrán Leyva, Valdez Villarreal está acusado de introducir cada semana al menos 100 kilogramos de cocaína a través de la frontera de Laredo, Texas, durante gran parte de 2005, según las autoridades estadounidenses.

Además, habría traficado miles de kilogramos de cocaína hacia Estados Unidos entre 2004 y 2006, y cobrado protagonismo tras la escisión de la alianza que mantenían Joaquín “El Chapo” Guzmán y los hermanos Beltrán Leyva para disputarle el territorio al Cártel del Golfo, de Osiel Cárdenas, y su brazo armado Los Zetas.

“La Barbie” optó por seguir al Cártel de los Beltrán Leyva, específicamente a Arturo Beltrán Leyva, donde escaló peldaños y fue testigo de primera línea de los acuerdos que habrían pactados diversos capos de las drogas con el gobierno mexicano, según el libro “Los señores del narco”, de la periodista investigadora Anabel Hernández.

En su libro, Hernández sostiene con base en años de investigaciones que “La Barbie” acusó directamente a las más altas autoridades del país y a los responsables de la seguridad en México de pactar con narcotraficantes.

Valdez Villarreal fue capturado en México en 2010 y permaneció en reclusión hasta 2015, cuando fue extraditado a Estados Unidos tras la fuga de “El Chapo” Guzmán, quien por segunda ocasión se evadió de un penal de máxima seguridad y provocó que se intensificara la presión de Estados Unidos sobre el gobierno mexicano.

Expertos mexicanos en temas de narcotráfico y seguridad nacional han manejado la versión de que la extradición de “La Barbie” y una docena de peligrosos delincuentes a Estados Unidos fue una manera en la que el gobierno de Enrique Peña Nieto intentó disminuir la presión que tenían encima.

Por TELEMUNDO LOCAL

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •