Desafíos, complicidad y temor

Por Hidalgo Rocha Reyes*

hidalgo rocha reyesLos últimos hechos aunque no parezcan vinculantes en circunstancias lo son en la situación social que estamos padeciendo en el país.

Hay temor en la población de estar hasta en el frente de las viviendas donde residen.

Hay culpabilidad en las acciones delictivas en nuestros hogares, nuestros barrios, nuestras ciudades porque sabemos quienes cometen los hechos y no lo denunciamos o muchas veces lo ocultamos por omisión o por comisión.

Los que vivimos en barrios populosos escuchamos y muchas veces vemos acciones que pudieran, para quien la comete, tener consecuencias judiciales graves pero no podemos hacerlo porque el brazo de la delincuencia es más grande que el de la justicia.

Ver policías pasar a buscar su semana o peaje nos atemoriza. 

Denunciar ante lo mismo algún hecho o hacer de conocimiento de que fulano tiene arma de fuego es ponerse a arder en la hoguera, porque más pronto lo sabe el portador del arma que la orden de revisión llegue al zafacón. 

Aquí la solución a la seguridad ciudadana esta en escalón, aunque mucho creen que es más gubernamental, está más en nuestra casa, en nuestro alrededor.

Sin dejar de reconocer que faltan más acciones de parte del gobierno para enfrentar la delincuencia, la mayoría de las veces esta se producen por la falta de supervisión y de identificación de los ciudadanos con la misma.

El gobierno si debe de poner mano dura. 

El presidente Danilo Medina ya debe darle un cambio, desde los organismos del Estado, a esta situación. 

Necesitamos cambiar la situación; no con cambio de mandato, sino con acciones concretas que beneficien a la comunidad, al país y la población, que generen confianza, que eliminen esos focos podridos dentro de algunos organismos indiferentes a lo padece el país. 

¿Qué hace el DNI? 

¿Qué funciones realizar para ubicar esos cascos calientes que hay en nuestros barrios? 

¿Qué pasa con el J2, para qué sirve? 

Esos y otros organismos de inteligencia castrense hay que ponerlo al servicio del orden público.-

*El autor es comunicador y Abogado 

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •