Gente de todos los extractos sociales piden fin de la corrupción

Por Genris García

contra corrupcion 01SANTO DOMINGO.- Miles de personas, de todas las edades y extractos sociales unieron sus voces y sus pasos este domingo en una marcha en la que exigieron el fin de la corrupción, la impunidad y cárcel para los funcionarios locales involucrados en el escándalo por los sobornos admitidos por la empresa brasileña Odebrecht.

La manifestación, organizada por la sociedad civil inició alrededor de las 10:00 de la mañana en la intercepción de las  avenidas Máximo Gómez con 27 de Febrero y finalizó pasado el mediodía en el parque Independencia.

Los manifestantes, llegados de todo el país comenzaron a concentrarse en la referida esquina desde las 8:30 de la mañana obligando a las autoridades a cerrar el tránsito por las importantes vías.

{gallery}contracorrupcion{/gallery} {jathumbnail off}

Comunistas y religiosos se unieron en la caminata con una temperatura que rondaba los 30 grados Celsius bajo un sol radiante y un cielo azul.

También habían ricos y pobres, chiriperos y clase media que coincidían en su reclamo del cese de la corrupción y la impunidad.

Los manifestantes iniciaron la caminata bajo una estrecha vigilancia policial y de agentes de inteligencia del gobierno diseminados a todo lo largo de la ruta trazada por los organizadores.

Muchos llevaron sus hijos y hasta las mascotas con algún lienzo verde, símbolo de los convocantes.

Algunos llegaron en sillas de ruedas y otros se sostenían de un bastón para afianzar sus pasos.

Muchos prefirieron desplazarse en motocicletas y bicicletas, siempre ataviados de camisetas verdes o alguna prenda de ese color.

Todo se desarrolló en completo orden y sólo al llegar a la avenida Doctor Delgado con 27 de Febrero se produjo un pequeño altercado ya que la ruta original fue variada por el Ministerio de Interior y Policía que la desvió hacia la avenida 30 de marzo.

Aquí fue colocado un amplio contingente antimotines de la Policía que amparado en una valla metálica cerró el paso a los que reclaman cárcel para los funcionarios que dicen han cometidos actos de corrupción y para los que recibieron sobornos de la constructora brasileña.

Los manifestantes anticorrupción tomaron la avenida 30 de marzo hacía el sur y se detuvieron en la avenida México, dónde fue colocada otra amplia barricada policial para mantener alejado a los que protestan del Palacio Nacional.

Los motociclistas realizaban piruetas frente a los policías, en su mayoría mujeres, mientras otros ondeaban la bandera nacional, mientras gritaban consignas que esperaban se escucharan en los despachos palaciegos.

Desvío de tránsito

La marcha provocó el cierre de importantes calles y avenidas de la ciudad lo que generó molestias a los automovilistas que se vieron obligados a cambiar sus rutas y quedar atrapados en largos entaponamientos.

Tramos de las avenidas como las John F. Kennedy, 27 de Febrero, Máximo Gómez, Leopoldo Navarro, Doctor Delgado, México, La Mercedes, Palo Hincado, Independencia, entre otras fueron cerrado al paso vehicular para dar paso a los caminantes anticorrupción.

El amplio despliegue policial estuvo bajo el mando de varios generales y coroneles que se mantenían atento a los más mínimos detalles de la protesta ciudadana.

Personas de Santiago, Puerto Plata, Mao, La Vega, San Francisco de Macorís, Nagua, Bonao, Higüey, La Romana, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo, San Cristóbal, Baní, Azua, Barahona, San Juan, Ocoa, y otras ciudades se dieron cita a la protesta para exigir el fin de la corrupción de este y otros gobiernos.  

“Estoy feliz”, dijo Mary Cantisano, excandidata vicepresidencial del partido Alianza País, al llegar al parque Independencia y observar la gran cantidad de personas que se daba cita en el emblemático baluarte de la Independencia Nacional.

Aunque dirigentes políticos como el exaspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, la exvicepresidenta Milagros Ortiz Bosch estuvieron presente en la manifestación, no tuvieron roles de protagonistas.

Al final, el cantautor Manuel Jiménez y el rapero K-R, interpretaron varias canciones con letras alusiva a los reclamos de las masas.

Mientras la niña Charlin Nicole, leyó un documento dónde decía que en la casa y en la escuela le enseñaban que robar era malo.

Antes de interpretar las notas del Himno Nacional, fue anunciado para febrero próximo un concierto popular para seguir luchando hasta llevar a la cárcel a los corruptos.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •