Dicen nueva Ley de Tránsito está en “limbo jurídico y operacional”

autopista las americas contraviaSANTO DOMINGO.- La Unión Nacional de Transportistas y Afines (UNATRAFIN) consideró este miércoles que se hace urgente que el presidente Danilo Medina designe al director ejecutivo del Instituto de Tránsito Terrestre (Intrant) y la nueva Dirección General de Seguridad y Tránsito Terrestre (Digesett), además de oficializar el Consejo Directivo del Intrant, como manda la Ley 63-17 de Movilidad, Tránsito y Seguridad Vial.

UNATRAFIN hace esta demanda porque a juicio de esta confederación de transportistas, desde la entrada en vigencia, tras su promulgación en febrero pasado, la referida Ley 63-17 está en lo que podría llamarse “limbo jurídico y operacional”, ya que el organismo encargado de su aplicación, además de las dependencias que manda la propia legislación, no han sido conformados.

La citada organización gremial emitió estas consideraciones durante una rueda de prensa en su local de la avenida México, en San Carlos, donde más de 250 operadores de rutas del transporte de pasajeros, urbanas e interurbanas, presentaron el reestructurado Comité Ejecutivo Nacional de UNATRAFIN, cuyos principales líderes son Juan Alejandro Mercedes, presidente en funciones y Reynaldo Pérez Sánchez, secretario general y delegado ante la Mesa del Diálogo del Transporte, que preside el ministro Administrativo de la Presidencia, Gustavo Montalvo.

UNATRAFIN cree que retrasa los planes de modernización del transporte el hecho de que, a pesar de que el presidente Danilo Medina indicó en su última rendición de cuentas que es prioridad de su gestión dotar al país de un sistema de transporte moderno y seguro, aun el Poder Ejecutivo no haya designado al director ejecutivo del Instituto de Tránsito Terrestre (Intrant), que es el organismo rector del transporte ordenado por la Ley y con el que se fusionarían todas las instituciones vinculadas al sector.

UNATRAFIN también observa que están pendientes de su elaboración más de treinta reglamentos para aplicar la Ley 63-17 de Movilidad, Tránsito y Seguridad Vial, lo que es responsabilidad del Consejo Directivo del Intrant, aun sin conformar.

Según este gremio, el retraso en la conformación de estas instituciones provoca que las restricciones y sanciones de la Ley 63-17 no puedan ser aplicadas por los organismos encargados de regular el tránsito, los que deben esperar que los reglamentos estén debidamente preparados.

“Es cada vez más urgente y perentorio terminar con esto que alguna vez, con mucho tuno y sabiduría, el sacerdote jesuita José Luis Sáez definió como: ‘caos, antojadizo pero regulado y consentido’ al referirse al desorden del tránsito y el transporte”, cita UNATRAFIN en un documento entregado a los periodistas que cubrieron la rueda de prensa.

Pero, los dirigentes de UNATRAFIN temen que al prolongar la puesta en marcha de los lineamientos de la Ley 63-17, además de la creación y designación de los organismos e incumbentes del Intran; en esa misma medida se sigan aplazando las soluciones a una problemática cuya realidad es lo más parecido a “una bomba de tiempo a punto de estallar”.

UNATRAFIN estima que: “poner en marcha los preceptos de esta Ley, elaborar e impulsar sus reglamentos, crear sus organismos de decisión y dirección, así como designar a sus servidores e incumbentes, sería la mejor manera de ver si, al fin, en materia de tránsito y transporte, se sientan las bases de un futuro mejor para los más, para la gran mayoría, que es la que conforma el ciudadano de a pie, aquellos hombres y mujeres que día a día deben acudir a sus centros de trabajo, a las universidades, escuelas, colegios, hospitales, comercio y transportarse por nuestras vías, pero no tienen medios propios”.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •