Producción acuícola con jaulas en el mar Caribe

caficultura
Propuesta rehabilitación de la caficultura local

A propósito del desarrollo

Por Rafael Matos Féliz

Como una derivación de la propuesta de producir peces en jaulas en la Laguna de Rincón, salió otra parecida; pero en este caso para los pescadores en las costas del Mar Caribe, y más especialmente en la zona de Los Cocos, Enriquillo. Donde se conformó, lo que ellos denominan, la Cooperativa de Pescadores. Cuando este grupo de personas conoció acerca de la propuesta en la laguna, se pusieron en contacto con el Gobernador y de ahí salió la realización de varios encuentros con este grupo.

Se llegó a realizar un censo completo de todos los pescadores y se le tomó una foto a cada uno, con el fin de carnetizarlos y organizarlos. Nos señalaron varios de los inconvenientes que presentan en sus actividades como son, el irrespeto y saqueo a sus equipos y herramientas de pesca, violaciones de las vedas por algunos pescadores y la explotación por intermediarios de la capital, que por medio de préstamos que les hacen en épocas de baja actividad, luego en el momento de pesca alta, los chantajean y les compran el producto de la pesca, a precio de “vaca muerta”.

Se les motivó para que se conviertan también en productores de especies marinas con el uso de jaulas flotantes. Se les explicó la metodología y ello trajo un gran entusiasmo en todos. Señalaron cómo algunos reproducen langostas en pequeñas trampas de concretos que introducen en el fondo del mar. A partir de estos encuentros, quedamos de promover, entre las autoridades relacionadas con la actividad pesquera, la propuesta de producción de peces en jaulas en el mar (Acuicultura Marina).

Con respecto a este tipo de producción piscícola, podemos señalar que es posible y muy rentable reproducir diversas especies en el mar (así como en agua dulce), con un esfuerzo e interés oficial y con auspicio y el apoyo de instituciones internacionales que apoyan programas sobre la garantía alimentaria y el desarrollo comunitario, como son la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Agencia Española de Cooperación (AECID) y otras más.

Pensamos que los cerca de 88 kilómetros de litoral costero de la provincia (exceptuando las áreas afectadas por las aguas servidas de la Zona Franca, EGE Haina y el Consorcio Azucarero), y los embalses de aguas interiores (lago y lagunas) de la región, pueden ser usados en la producción acuícola con especies de alta calidad proteica, como los peces, crustáceos, moluscos e incluso macos. Estos últimos, aunque en el país se les ve con repulsión, son muy degustados en Estados Unidos y Europa.

Reconocemos que la acuicultura marina tiene sus riesgos e inconvenientes, como: falta de continuidad en las políticas públicas, pues los partidos y los gobernantes carecen de criterio de continuidad de programas y siempre les ocurren inventos e improvisaciones; la corrupción y la impunidad reinante en el Estado y en una parte de la sociedad; poca capacitación y organización en los pescadores y la Incidencia de fenómenos naturales que pueden producir pérdidas o daños.

En América, son numerosos los países que tienen en la acuicultura un importante crecimiento económico registrado, pero en ellos, ese crecimiento se manifiesta como un factor del desarrollo sostenible y una mejoría de la calidad de vida de la gente. Entre esos países están Ecuador, Brasil, Costa Rica, Chile, Honduras, Colombia y Cuba.

Sobre la propuesta de la acuicultura en Los Cocos, el presidente de la Cooperativa de Pescadores, demostró gran motivación y realizó numerosas visitas a la Gobernación, esperando una respuesta positiva relacionada con la misma. La respuesta no ha llegado aún, pero no perdemos la esperanza que en algún momento, autoridades y/o funcionarios con capacidad de decisión y que en lugar de despreciar a los ciudadanos y sectores humildes, los respeten y tomen acciones para su bienestar y su calidad de vida.

También esperamos que si llega algún apoyo oficial a este tipo de propuesta, que no se pierda entre nuestras irresponsabilidades e indiferencia, pues esta producción requiere una supervisión y manejo adecuado y continuo, y al parecer a algunos les interesan más los impactos mediáticos de las acciones y no la sostenibilidad de las mismas.

Nos contactamos en otra ocasión,

Por el Desarrollo Sostenible

Compartir:
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •