Queman combustibles en “Carreteo” reclamando que bajen de precios

Carreteo27
Queman combustibles en “Carreteo” reclamando que bajen de precios

Por Genris García

SANTO DOMINGO.- Decenas de personas, en su mayoría de clase media “quemaron” cientos de galones de combustibles la tarde de este martes en vehículos de todos los modelos en alrededor de 17 kilómetros en el denominado “Carreteo” reclamando que bajen de precio.

La manifestación, convocada por el movimiento “Somos Pueblos” se inició alrededor de las 5:00 de la tarde frente del Estado Quisqueya recorrió la calle Pedro Livio Cedeño, hasta la avenida Máximo Gómez y por esta hasta la 27 de Febrero concluyó unas cuatro horas después en la Plaza de la Bandera en la avenida Luperón.

Por lo avanzada de la hora, los organizadores del “Carreteo27” decidieron dar por concluido el recorrido antes de llegar a su meta que era la avenida Anacaona con Núñez de Cáceres, en el Parque Mirador Sur.

Allá, próximo a la Torre Caney, un edificio residencial de 42 niveles situado frente al principal pulmón verde de la ciudad, dónde residen personas de mucho poder en el país y que muchas veces no tiene que tocar el suelo porque disponen de un helipuerto en la cúspides de acero y concreto se quedaron cientos de agentes de la Policía, de inteligencia y de la DIGESETT esperando a los manifestantes.

En cada cuadra de aquella exclusiva zona de Santo Domingo había más policías que en muchos cuarteles de algunas ciudades del país.

Contrario a lo que se esperaba, el llamado “Carreteo27”, convirtió el tránsito en el centro de la ciudad en más ligero y los tapones “desaparecieron” en las principales vías.

Es que cientos de agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) fueron desplegados a todo lo largo de la ruta trazada por los protestantes y agilizaban tanto el paso de los vehículos que no se sentían los tradicionales “tapones” de la hora pico, ni se registraron los “trancones” que muchos esperaban.

Otro factor que contribuyó a que el tránsito fuera más fluido fue que muchos automovilistas de instituciones públicas y privadas adelantaron el regreso a sus hogares por temor a quedar atrapados en el “Carreteo” que algunos vaticinaban degenerara en cao en la ciudad.

Vigilancia policial

Al frente de cientos de agentes de la Policía Nacional estaba el subdirector de esa institución, general Neivi Luis Pérez Sánchez, un académico, pero con don de mando-

Mientras que al frente de los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), estaba su director, el también general Frener Bello Arias

Los hombres y mujeres que tienen la responsabilidad de dirigir el tránsito en el país no tuvieron respiros este martes.

Muchos de ellos estaban de pies desde la 5:00 de la mañana y le tocó hacer doble turnos para no dejar que el caos se apoderara de las principales calles y avenidas al paso de la manifestación pacífica.

Se le veía agotados y sudorosos con una temperatura que sobrepasaba los 30 grados, pero su misión era mantener la fluidez en los principales corredores, Máximo Gómez y 27 de Febrero que entre las 5:00 y las 7:00 de la tarde, un día cualquiera son un pandemonio.

Rogelio al frente

La cabeza del “Carreteo27” se confundía entre ciclistas, motocicletas, caminantes y los vehículos de prensa.

Luego le seguía el Padre Rogelio Cruz, quien como buen pastor caminaba junto a sus feligreses y seguidores diciendo “basta de combustibles caro”.

Vestía una camiseta verde del Movimiento “Somos Pueblo” con tres puños levantados, y no muy lejos de él, la bandera, su bandera verde de “Loma Miranda”.

De ahí en adelante aparecían los banderines rojos “Somos Pueblo” y la bandera nacional que sobresalían por las ventanillas de los vehículos o sobre algunas camionetas o en el puño de una motocicleta.

En algunas intercepciones se colocaron personas que no disponían de vehículos para el carreteo, pero levantaban cartelones alusivos a las demandas, siempre bajo la estrecha vigilancia de agentes uniformados y decenas vestidos de civil, de los organismos de inteligencia que vaticinaban lo peor.

En la ruta no se observaron los “acuartelados” soldados del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea que se reportaron temprano a sus cuarteles por el llamado de urgencia en víspera de la protesta cívica.

Volveremos si no bajan

Claudio Caamaño Vélez, uno de los cabezas del Carreteo27 consideró que lograron su objetivo y estimó que el Gobierno “tiene miedo ante un pueblo que ha decidido empoderarse”.

Dijo que las protestas irán subiendo dentro del plano pacífico y cívico, pero “el límite lo va a poner el Gobierno porque vamos a seguir llevando acciones hasta que se establezca un precio de paridad de los combustibles y hasta que se transparenten los costos de dónde sale cada peso que se le cobra al pueblo dominicanos en los combustibles”.

Jesús Espaillat Cabral, de “Somos Pueblo” dijo que como Sociedad Civil agradecen el respaldo recibido por la población que se integró al “Carreteo27”.

Dijo que el “Carreteo27” lo que querían era demostrar que tienen capacidad de reunión y de reclamar.

Resaltó el orden con que realizaron la protesta.

Consideró que el pueblo decidió gastar su combustible del dinero que le están robando, gastarlo en 17 kilómetros de protestas para lograr una reivindicación en vez de seguir andando todos los días indiferente.

Espaillat Cabral significó que el pueblo gastó el sobreprecio de los combustibles en reclamarle al abusador para que no le siga robando el dinero.

Adelantaron que el jueves 28 de junio harán lo mismo en Santiago, saliendo a las 4:30 de El Monumento.

El sub director de la Policía

El subdirector de la Policía, Neivi Luis Pérez Sánchez dijo que las instrucciones del director general de esa institución, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte era garantizar el orden público durante toda la actividad.

Consideró que cumplieron con su deber como policías y destacó que no se registró ningún incidente que lamentar.

Al final el carreteo concluyó sin mayores incidentes, entre apretones de manos del responsable del orden público Pérez Sánchez y el cabeza visible del Carreteo27, Espaillat Cabral.

Ambos se fueron satisfechos, el primero, el orden se mantuvo, el segundo, lograron llamar la atención de la población.

CONTENIDO RELACIONADO:

“Carreteo27” provoca acuartelamiento y salida soldados a las calles

Compartir:
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •