Salesianos se niegan a recibir pedido revocación del padre Rogelio

Rogelio Cruz
Salesianos se niegan a recibir pedido revocación padre Rogelio Cruz

Por Genris García

VIDEO/ SANTO DOMINGO.- La Congregación Salesiana se negó este martes a recibir de parte del padre Rogelio Cruz el pedido de revocación del Decreto por supuesta violación de los Cánones 697-700 por alegada desobediencia a normas de esa orden según le notificaron el pasado 20 de junio de este año.

El documento fue llevado a la sede de la Inspectoría de las Antillas San Juan Bosco, ubicada en la avenid 30 de marzo, número 54 por dos abogados y algunos seguidores del padre Rogelio Cruz.

En la institución, vigilada por un agente de seguridad privada y dos mujeres policía, se alegó que no había ninguna de las autoridades de esa orden religiosa.

Sin embargo, luego permitieron la entrada del abogado Ángel Manuel Hernández Then, pero se negaron a recibir el documento.

En el documento, dirigido al padre Ángel Fernández Artime, rector mayor de la Sociedad de San Francisco de Sales, el padre Rogelio Cruz expone las razones que tuvo para negarse a viajar a Colombia el primero de febrero de este año.

Los abogados del religioso, Hernández Then y José Vega Sánchez advirtieron que ante la negativa de recibir la comunicación procederían a hacer entrega de la misma mediante acto de alguacil.

Junto a los dos letrados acudieron varias personas que siguen al religioso.

Alegatos del padre Rogelio Cruz

El padre Rogelio Cruz mediante la comunicación solicita la revocación del Decreto de fecha 28 de abril 2018, emitido por supuesta violación de los Cánones 697-700 del CIC, y supuesta desobediencia a normas de los Cánones 696.1 y 601 notificado en fecha 20 de junio de 2018.

Igualmente solicita la revocación o enmienda del citado decreto y hecha esta petición, “automáticamente la suspensión de la ejecución del decreto, en virtud de lo establecido en los cánones 1733, 1734, 1735”.

Rogelio considera injusta la medida “ya que he sido un Sacerdote consagrado y fiel a los principios de la Iglesia y mi Congregación, por lo que se generó el conflicto”.

Agregó que “entiendo que el respeto a la dignidad y la integridad física en un derecho fundamental que la Iglesia me debe tutelar y garantizar, y me negué al traslado porque estoy seguro que mi vida y mi integridad física corrían peligro en ese lugar, por motivos muy personales que podría justificar y demostrar en su momento”.

Otro de sus alegatos es que “no es lo mismo una Obediencia que una Orden de traslado, que es lo que recibí del superior en fecha 1 de Febrero 2018, la cual anexo a la presente instancia para demostrar que la Orden de Traslado no reúne las condiciones para que se pueda materializar el voto de obediencia por tres razones”.

De inmediato señaló que “el Superior que me entregó la Orden de Traslado no tiene jurisdicción en el lugar que me traslada, por lo tanto debió entregarme una carta que diga que el superior de allá me recibirá”.

También que “el Traslado dice de manera verbal que el curso dura tres (3) meses, pero no especifica ni está escrito en ninguna parte, por lo tanto debe tener una segunda carta donde me diga que el curso seria impartido de tal fecha a tal fecha…”

Otro de sus alegatos es que “cuando termine el curso qué debo hacer…?” Me quedo en el lugar, regreso a la Insectoría o, ¿Qué debía hacer? Debieron entregarme una tercera carta donde me diga que terminando el curso regreso o voy a tal lugar y allí voy hacer tal o cual cosa…”.

El padre Rogelio Cruz apela al artículo 1733, de la normativa canoníca que establece que “es muy de desear que, cuando alguien se considere perjudicado por un decreto, se evite el conflicto entre el mismo y el autor del decreto, y que se procure llegar de común acuerdo a una solución equitativa, acudiendo incluso a la mediación y al empeño de personas prudentes, de manera que la controversia se eluda o se dirima por medio idóneo”.

Igualmente destaca que el artículo 1734 de la normativa canoníca establece que “antes de imponer recurso, el interesado debe solicitar a su autor por escrito la revocación o enmienda del decreto; hecha esta petición, se considera solicitada automáticamente también la suspensión de la ejecución del decreto”.

Subraya que la petición debe hacerse dentro del plazo perentorio de 10 días útiles desde la intimación legítima del decreto.

El padre Rogelio Cruz considera que “nadie puede ser juzgado y sancionado sin haber sido escuchado previamente, esto es un derecho fundamental que con el DECRETO DE FECHA 28 DE ABRIL 2018, queda vulnerado, y que me coloca en un estado de indefensión”.

Aunque en principio se convocó por las redes sociales a una manifestación frente a la sede de los Salesianos por parte de los llamados #LOSHIJOSDEROGELIO, #SOBRINOSDEROGELIO, #AHIJADOSDEROGELIO y #LosDeApiéConRogelio, sus organizadores desistieron a para seguir el debido proceso.

“Venían cientos de personas de Cristo Rey, La Vega, Nagua, San Francisco de Macorís, San Juan de la Maguana y algunos barrios de la capital, pero decidimos entregar primero la comunicación en espera de que esa decisión sea revocada”, dijo uno de los organizadores.

Al lugar se presentaron oficiales de la Guardia Presidencia que patrullan el perímetro del Palacio Nacional y luego varias unidades de la Policía Nacional fueron alertadas de la presencia de los seguidores del padre Rogelio Cruz.

Sin embargo, los oficiales a cargo trataron de mediar entre los abogados y la orden religiosa, pero también encontraron el “no” como respuesta.

CONTENIDO RELACIONADO:

Compartir:
  • 67
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •