Espiral de violencia

Rafael Peralta Romero
adulador

Por Rafael Peralta Romero/ Voces y ecos

Palabras no han faltado en cuanto a la espiral de violencia que arropa a los dominicanos. El pueblo, la víctima más propicia para los malhechores, además de sufrir los ataques, habla de esto en todos los ámbitos. El miedo a un atraco o a perder la vida a manos de un delincuente tiene a la gente con el clamor en el cielo.

El Gobierno comienza a enterarse de que la criminalidad azota de uno a otro confín del territorio. Pese a su acostumbrada parquedad, el presidente Danilo Medina ha admitido un brote de violencia. El Presidente cree que los hechos de los últimos días representan una vuelta de la violencia luego de haber descendido.

“De nuevo un brote de violencia que hay que enfrentarlo de manera decidida, la Policía está en las calles y los consejos policiales están reunidos, la delincuencia había descendido notablemente y vamos para la calle de nuevo”. Esto dijo el mandatario. Su admisión poco disimula la intención de ocultar la tragedia.

La ola de criminalidad ha merecido palabras del ministro de Interior, Ramón Fadul. Él ha dicho que los últimos hechos delictivos representan un reto para la Policía. “Cualquier hecho delictivo, es un reto para la institución”. La opinión de este señor es muy importante porque representa una verdadera novedad.

Hace dos años, Fadul se hizo notorio por opinar que la delincuencia era una percepción: “La gente tiene una percepción muy alta de que en el país hay delincuencia, pero la realidad es que esta ha bajado considerablemente y que ya no hay tanta como en el pasado”, dijo entonces. Pero hoy su propia percepción ha variado.

Un creativo de la retórica suelta más palabras. Dice que en los últimos días han fallado los protocolos de actuación de los agentes policiales. Miren qué bello ese decir. Es el director de la Policía Nacional, general Ney Aldrin Bautista. Dijo que se trabaja junto al Ministerio de Defensa en un plan para la delincuencia común.

“Vimos el levantamiento del mapeo delictivo y, conforme a eso, nosotros hemos ido desarrollando ya desde anoche un plan de abordaje al raterismo; un plan de abordaje a esa delincuencia común con patrullas mixtas e intensificando esto en los diferentes lugares que la delincuencia nos ubica”. Así habló el general Bautista.

Mientras se habla, cae gente de noche y de día y falta fe para creer en tantas palabras. Pero, eso sí, sirven al menos para recordar a la baladista argentina Silvana di Lorenzo con su tema: “Palabras, palabras, palabras, tan solo palabras hay entre los dos”. El personaje lírico quería más amor. Los dominicanos queremos soluciones.

Rafaelperaltar@gmail.com

Compartir:
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •