Indignación colectiva en velatorio de pastores acribillados por la Policía

Por: Redacción

Por Genris García

SANTO DOMINGO ESTE, RD.– En medio de indignación colectiva, dolor y llantos son velados desde la tarde de este jueves los esposos Joel Eusebio Díaz Ferrer y Eliza Muñoz Marte, de 32 años, acribillados a tiros por una patrulla de la Policía Nacional, en Villa Altagracia la noche del pasado martes 30 de marzo.

El velatorio se realizada en la funeraria Blandino, de la avenida Sabana Larga, en el ensanche Ozama, de este municipio.

Al se han presentado decenas de familiares, pastores de iglesias evangélicas, vecinos, amigos y líderes comunitarios.

Las honras fúnebres se llevan a cabo en medio de estrictas medidas de seguridad, en la que no se permiten cámaras fotográficas, ni celulares.

Aunque se advertía que el límite de personas en las capillas era de 15, en su interior se observa que esa medida, dispuesta por la covid-19, no se estaba cumpliendo.

Por la gran cantidad de personas que se se tiene prevista asistan al velatorio fueron habilitadas tres capillas de la Funeraria Blandino.

Mientras algunos lloraban en las filas para darle el último adiós a la pareja cristiana, otros oraban en silencio.

Muchas personas llegaron con coronas de flores y globos blancos y tenían que realizar una larga fila para pasar a darle el último adiós a los pastores evangélicos asesinados cuando retornaban de un culto en la comunidad Los Ganchos de Pino Herrado, de Villa Altagracia.

El joven Claudio Alberto Ramírez Lamais, sobreviviente de la tragedia narró que los agentes de la Policía dispararon sin mediar palabras contra el vehículo que presenta más de 20 impactos de balas.

La pareja Díaz y Muñoz tenía su residencia en el sector Costa Linda, en Los Cerros de Sabana Perdida, Santo Domingo Norte.

Igualmente asistieron al velatorio, el ministro de Interior y Policía, Jesús -Chu- Vásquez; el pastor evangélico Dío Astacio, enlace de las iglesias protestantes ante el Poder Ejecutivo y coordinador del Gabinete de Familia; y el pastor Ezequiel Molina, entre otros.

Los restos mortales de la pareja serán sepultados este viernes a las 3:00 de la tarde, en el cementerio Cristo Salvador, Santo Domingo Este.

Por la muerte de la pareja de predicadores evangélicos se encuentran detenidos seis agentes de la Policía Nacional a quienes este viernes se le conocerá medida de coerción en Villa Altagracia, dónde se produjo el doble crimen.

CONTENIDO RELACIONADO:

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas