SANTO DOMINGO, RD.- Con un emotivo acto ceremonial el Instituto de Contadores Públicos Autorizados de la República Dominicana (Icpard) celebró su 80 aniversario de fundación en un hotel de Santo Domingo.

En la actividad se juntaron contadores pioneros algunos de los cuales relataron sus experiencias en la conducción y desarrollo histórico de la institución.

Al pronunciar el discurso de conmemoración, el presidente del Icpard, Luis Olivo felicitó a todos los contadores presentes, significando que muchos hombres y mujeres a través de la historia, han sacrificado tiempo y recursos en favor de las mejores causas de la profesión.

Olivo aprovechó la ocasión para exhortar a los contadores a mantenerse unidos en torno a la institución y desafiar los crecientes desafíos que demandan los tiempos actuales.

El Instituto de contadores fue establecido mediante la Ley No. 633 de fecha 16 de junio del 1944, es la máxima organización de Contadores Públicos Autorizados de la República Dominicana.

Tiene la misión de contribuir a que los profesionales de la contaduría pública del país, ejerzan la profesión basado en principios éticos y cumplimiento a las normas y estándares internacionales.

Su Junta Directiva Nacional está compuesta por siete miembros y tiene representación en las principales provincias del país a través de sus 18 filiales las cuales accionan en coordinación con la Junta Directiva Nacional.

Como una forma de elevar el conocimiento de sus miembros, el Icpard cuenta con un Centro de Estudios Superiores, (Cesicpard) impartiendo capacitación especializada en Impuestos, Auditoria, Contabilidad y Área de Negocios.

Desde sus inicios el Icpard tiene como objetivo lograr una profesión fuerte y vigorosa, contribuir al adelanto de la Contabilidad y propender al desarrollo de la profesión del Contador Público Autorizado.

En la actualidad el Icpard es miembro de la Federación Internacional de Contadores (IFAC) y de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC), organismo regional de la profesión en el Continente Americano.