La flojera del gobierno

Por: Redacción

Por Guarionex Concepción

El presidente Luis Abinader ha demostrado alto interés en resolver graves problemas, y lo ha logrado, como en la eficiencia de la vacunación. En enfrentar la escalada alcista de artículos de consumo masivo y materiales de construcción.

La pronta acción de disponer la aplicación de una tercera dosis de vacuna contra el covid-19, se puede inscribir en ese interés del gobierno en enfrentar males sociales. Eso mantiene en nivel de aceptación elevada la imagen del gobierno. Hay otras demostraciones de preocupación del Estado por la seguridad y el bienestar de la población.

No obstante, hay amplios segmentos de la ciudadanía que, si bien se sienten cuidados y protegidos con los planes y acciones que se despliegan, padecen males perennes, que los lastiman e incomodan, destruyendo su bienestar, la paz de su hogar, su sosiego y equilibrio emocional, por la flojera gubernamental.

Hay miles y miles de personas que no pueden dormir, por los volúmenes que dan a sus equipos de sonido algunos desaprensivos. Gente con la cabeza vacía, que necesitan llenarla de algo. Personas que no leen un libro y que no tuvieron oportunidad de una escolarización adecuada, ocasionan el mayor ruido con todo tipo de equipos posibles.

Indignan y molestan tanto que convierten a cualquier inofensivo vecino en un ente agresivo e insultante, sin quererlo, debido a la carencia de controles oficiales, que han soltado en banda a esa manada carente de sano juicio. Ahí pierde el gobierno gran parte de su esfuerzo por tener una ciudadanía sana y cooperadora, con el equilibrio mental que propicia la aceptación de los planes, proyectos y obras que impulsan el bienestar colectivo. Y es que no se puede vivir en medio del caos, la algarabía y el bullicio constante, que no respeta reglas, costumbres ni las leyes civilizadas que rigen los pueblos.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas