La inspiradora historia de la pareja de colombianos que renunció a sus trabajos para vivir viajando por el mundo

la habana cuba renunciamos y viajamos¿Sería usted capaz de dejarlo todo –su familia, su trabajo, su hogar— para irse en un carro como vivienda a recorrer el continente? Esto fue lo que hicieron Andrés Felipe Álvarez (31) y Lina Marcela Ruiz (29), un par de colombianos que desde hace poco más de nueve meses cumplen su sueño de vivir la vida viajando.

Pero no se trata de cualquier viaje: es “un viaje panamericano”, como lo llama Andrés. En su carro, una camioneta Renault Kangoo acondicionada para dormir y hasta para cocinar en ella, esta pareja de colombianos que partió el 6 de agosto del 2014 desde Palmira, suroccidente del país, pretende llegar hasta Alaska, sin más afán que el de ser felices.

“El principal plan es pasar el resto de nuestros días viajando. Conocer las culturas del mundo entero. Comenzamos con un paso: viajar desde Colombia hasta Alaska en un carro que acondicionamos para vivir. Pero la intención no es llegar. Lo que queremos realmente es vivir el camino; llenarnos de amigos, de culturas, de sabores, de comidas, de la vida. Queremos vivir. En eso se resume nuestra intención del camino”, cuenta Andrés.renunciamos y viajamos parque elico

Las vivencias que han tenido día a día durante su recorrido, que ya los ha llevado por todo Colombia, Cuba, Panamá y próximamente Costa Rica, las documentan en crónicas, reportajes, galerías fotográficas y videos en su portal web ‘Renunciamos y viajamos’, una página que se convirtió en el proyecto de vida de él, comunicador social, y ella, administradora de empresas. De ambos, fotógrafos profesionales. “Un espacio para aportar datos y experiencias para los viajeros y para quienes quieran viajar”, dice Andrés.

“Se trata de convertir la idea y la pasión de viajar en un proyecto de vida. Cuando surgió la idea de ‘Renunciamos’, nos dijimos: “vamos a convertir la página en un producto profesional, porque somos profesionales”. Y así es. No es un blog”, cuenta Lina, quien se encarga de la parte logística, administrativa y del diseño de la página, mientras que Andrés escribe los textos y administra las redes sociales.

En efecto, ‘Renunciamos’ ya ‘camina sola’: mensualmente, la página recibe más de 20 mil visitas de países de toda América Latina y de naciones tan lejanas como Alemania, Polonia y hasta Kosovo.

Andrés y Lina tiene una explicación contundente ante esto: “Estamos seguros que no somos los únicos seres en el mundo que siente esa necesidad de dejar el miedo y salir a conocer el mundo. Salir de la zona de confort del trabajo convencional y aventurarse. De ahí nace el nombre: de ese deseo que a muchos se les pasa por la cabeza. Nosotros somos  la muestra que sí se puede”.

Y pese a que no es fácil estar lejos de casa, estos colombianos, enamorados de las carreteras y los paisajes nuevos que se descubren atrás de cada montaña, cada desierto o cada bosque del continente, aseguran que en cada lugar que visitan encuentran amigos que se convierten en familia.

“Esto de viajar es una red interminable que se va creciendo. Entonces cuando llegamos a un destino nuevo, contactamos a uno de los amigos que hospedamos en nuestra casa de Palmira o de los que ya han pasado por la ciudad a la que llegamos, y se hace la conexión con un nuevo amigo que nos trata como de toda la vida. Es una especia de hermandad internacional”, aseguran.renunciamos y viajamos parque nacional los nevados

A pesar de que llevan apenas nueve meses de recorrido, y que aún no han llegado ni a la mitad del camino a Alaska, Andrés y Lina ya tienen cientos de anécdotas por contar sobre los parajes que han visitado y las personas que han conocido.

Anécdotas como esa vez cuando, en un recóndito pueblo de las heladas montañas del departamento de Boyacá, en Colombia, pasaron varios días viviendo con una familia de humildes cultivadores de papa, quienes, dicen ellos, con una amabilidad pasmosa y sin ningún tipo de lujo, los atendieron mejor que en ningún otro lado.

O aquella ocasión cuando fueron huéspedes de un desconocido multimillonario holandés que tiene un apetecido complejo de islas en Panamá.

Incluso, también la historia del día en que verificaron con sus propios ojos la crisis de Cuba, reflejada en la ausencia de papel higiénico en los baños: “se limpian el culo con el ‘Granma’. Lo recortan en cuadritos y ese es el papel de baño. No es exageración”, relata Andrés.

Este tipo de vivencias los han llenado de más felicidad que cualquier ascenso en un trabajo típico o una cifra mensual de varios ceros a la derecha en sus cuentas bancarias. “’Renunciamos y viajamos’ es el sueño de muchos a quienes les da miedo aventurarse a viajar y recorrer el mundo. Y vale la pena intentarlo. ¿Por qué no?”, dicen.

Y usted, ¿lo intentaría? ¿Renunciaría y viajaría? ¿Sería capaz de dejarlo todo –su familia, su trabajo, su hogar— para irse en un carro como vivienda a vivir la vida de una manera diferente? 

Por Heinar Ortiz Cortés / Redacción NTN24

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •