La Situación del PLD…

Por Alberto Quezada

Alberto QuezadaLa situación del Partido de la Liberación Dominicana es, aparentemente, buena. No hay nada, al parecer, que amenace en términos inmediatos la permanencia  en el poder de esa  organización política.

Aunque a largo plazo se ven posibilidades  de tormenta, por ahora  todo está relativamente tranquilo en el partido de la estrella amarilla y en el Gobierno.

No se puede negar que la masiva concentración pro- reelección  escenificada  recientemente frente al  Congreso Nacional, la  apertura  al debate de una posible modificación  a la Constitución que haga posible la re-postulación del  presidente Medina Sánchez y unos vientos que dicen son cada vez más  intensos son indicadores de que existen algunos ruidos molestosos.

Ahora bien, como todo esto es lo que se ve, pero todos sabemos que también está lo que no se ve, el Partido de la Liberación Dominicana deberá de hilar muy fino para no llevarse una sorpresa.

¿Porqué decimos esto? porque los acontecimientos y actividades políticas electorales que se avecinan en el país serán muy complejas y competitivas en donde cada quien defenderá su espacio a toda costa.

El PLD, que va para 12 años seguido en el control y manejo del Estado, tendrá que abocarse a escoger su candidato presidencial y más de 4 mil candidatos congresuales y municipales para el año 2016,  lo cual no será tarea fácil.

Esto significa que de la racionalidad y capacidad  para consensuar entre las dos corrientes partidarias que interactúan a lo interno de esa agrupación política y que encabezan Leonel Fernández y el Presidente Danilo Medina, dependerá el éxito y la permanencia en el Poder.

Si no se ponen de acuerdo temprano y dejan que  las pasiones  y ambiciones de ambos grupos se desaten de manera irracional, le podría ir muy mal al Partido de la Liberación Dominicana que fundara el profesor Juan Bosch  en diciembre del 1973.

No importa lo fraccionada y díscola que esté en estos momentos la oposición política, que está representada principalmente por los partidos Revolucionario Dominicano y Revolucionario Moderno. Tampoco  los altos niveles de aceptación que tenga la actual gestión presidencial de Danilo Medina Sánchez  y lo bien posicionado que esté el partido Morado en las encuestas.

Si el PLD y su dirigencia alta y baja no actúan  con pie de plomo y cabeza fría en la actual coyuntura política que vive la nación dominicana, lo que obtendrá será una amarga derrota que lo sacará  del poder por mucho tiempo. Y entonces, si esto sucede, sí es verdad que ¨ Lloraran como mujeres lo que no supieron defender como hombres¨.

El autor es periodista y magíster en Derecho y Relaciones Internacionales. Reside en     Santo Domingo  (Quezada. Alberto218@gmail.com

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •