Nos cobran a todos

Por: Redacción

Por Guarionex Concepción

Todos los días de las semanas y meses que tiene el año, durante muchos años, cada dominicano ha tenido que completar 13 millones 500 mil pesos, para pagar la construcción de la carretera de Samaná.

Esta carretera costó, inicialmente 8 mil millones de pesos, pero así como les conté, desde ese tiempo ( ) hemos pagado más de 26 mil millones, lo que excede en más de tres veces el costo total de la obra que, dicho sea de paso, causó el peor daño ecológico que se haya hecho jamás a Los Haitises.

Dos compañías colombianas y una dominicana, se pusieron de acuerdo para cometer esta acción sin nombre contra la República Dominicana. Pero hay una solución.

Esta carretera a Samaná fue tratada por el primer gobierno del doctor Leonel Fernández Reyna, pero iniciada en su segundo gobierno, contra viento y marea, sin importar el gran daño a Los Haitises.

Estuvieron involucrados en esta descomunal estafa al país los ex ministros de Obras Publicas Freddy Pérez, Miguel Vargas Maldonado y Víctor Díaz Rúa, apadrinados por Fernández.

Probablemente por lo oneroso que resulta el pago del peaje por la carretera, resultó en muy poco uso por los conductores. Como la cantidad que producían los escasos vehículos que transitaban por la vía, a los magnates involucrados en esa obra se les ocurrió la brillante idea de acordar con el gobierno un pago completivo por los vehículos que dejaran de pasar. Si debieron pasar 500, según el estimado de los tahúres, pero solo pasaban 100, el gobierno tenía que cubrir el monto de 400 vehículos. Así de fácil, así de rápido.

De acuerdo a los cálculos de los involucrados en el negocio, el país tiene que entregar a los magnates viales la fabulosa suma de RD$13 millones 500 mil, todos los días, durante 30 años.

Hicieron tales amarres para atar de pies y manos a las futuras autoridades que pudieran reclamar, que el actual presidente designó a un renombrado jurista para que forme un equipo y determine como poner fin al abuso descomunal.

Y creemos en una solución: llevar el caso a los tribunales, a la justicia dominicana, hoy más fuerte que nunca. Por lo menos Díaz Rúa ya se encuentra en un tú a tú con varios magistrados. El asunto es que nuestra justicia soberana conozca la atrocidad, el atropello, la ignominia, el robo sin igual, que obliga a un país pobre a pagar más de 13 millones de pesos, diariamente a los estafadores y delincuentes internacionales, aliados a traidores a la Patria.

Esta carga insoportable, que empobrece a los dominicanos más y más cada amanecer, que significa 400 pesos por cabeza, por cada año hay que endosársela a Leonel Fernández, Díaz Rúa y Freddy Pérez, para que la paguen con todos los cuartos obtenidos en sus gobiernos. Creo que les alcanza.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas