Para RD emerger como potencia emergente

Por: Redacción

Por Milton Olivo

No es cierto que sea imprescindible para el gobierno seguir el ritmo de endeudamiento externo para manejar la economía nacional.

Podríamos reactivar la economía con recursos propios autofinanciándonos mediante la emisión de dinero inorgánico.

Dinero que su destino sería reactivar diversos sectores económicos, elevar producción, crear empleos, elevar exportaciones y elevar ingreso de divisas.

¿Cómo? El gobierno ordena emitir dinero inorgánico para enfocarlo en un programa nacional de construcción de agroindustrias municipales.

La masiva construcción de agroindustrias en cada municipio y Distritos Municipales, reactivaría el sector construcción, metalmecánica, transporte de carga, equipos industriales de construcción, servicios mecánicos, y crearían decenas de millares de empleos.

Al mismo tiempo se impulsa un plan nacional de siembra, y se concientiza a los propietarios de terrenos, que los precios de sus productos se mantendrán, y la sobre oferta de productos será absorbida por las agroindustrias para convertirlo en productos exportables.

Donde jugaría un papel clase el servicio de factoring del Banreservas a las agroindustrias. El factoring es financiar cuentas por cobrar. De manera que vía factoring, las agroindustrias pagarían a los productores, y luego que colocaran la mercancía en el mercado local o internacional pagarían al Banreservas.

Las agroindustrias municipales, luego de construidas se convierte su valor en acciones de 100 pesos y es ofertada su venta a la población local, a los dominicanos en el exterior y a inversionistas internacionales.

Luego con el dinero recolectado con las ventas de las agroindustrias, se continúa el programa de construcción, para también dotar los parajes y las secciones de sus plantas industriales, para elevar el potencial de procesamiento de alimentos.

Lo que multiplicaría geométricamente la disponibilidad de productos para exportación de la RD. Sobre todo de productos tropicales alimenticios, los cuales tienen mercados local e internacionalmente.

Una planta de procesamiento, es básicamente un área de lavado de los productos, una mesa para ser pelados, picados, y envasados, y un cuarto frío para asegurar su conservación en lo que es depositado en un furgón para ser exportado.

Aperturando Centros de Distribución de nuestros productos, en USA, CANADÁ, UNIÓN EUROPEA, CHINA y RUSIA, nos permitiría convertir la RD en una potencia global exportadora de productos agroalimentarios. Creándose millares de empleos, rescatando la confianza de nuestros productores, y reactivando la economía y creando un favorable clima de negocio.

Lo que nos permitiría crear los recursos necesarios, para crear un FONDO DE INDUSTRIALIZACION ACELERADA, construyendo parques industriales provinciales, y ofertar la disposición del Estado de apoyar con coinversión para incentivar y atraer inversionistas para crear un tejido de StarUp en nuestras provincias, y convertir RD en el Silicon Valley del Caribe.

Lo que crearía las condiciones, para que RD pueda resurgir de la actual crisis provocada por la pandemia, como una potencia emergente. Colocando RD en el sendero, de hacer realidad una QUISQUEYA POTENCIA.

El autor es egresado de la Universidad ISA, con estudios en el exterior en Macroeconomía y Ciencias Política. Es Autor de 5 libros. Es presidente de la Fundación para el Desarrollo Oceánico y la Acuicultura. Y Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Pesca de la R.D.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas