Quirino se pone a disposición del procurador

Francisco Domínguez Brito SANTO DOMINGO.– El excapitán del Ejército dominicano y narcotraficante que cumplió una condena en los Estados Unidos, Quirino Ernesto Paulino Castillo se este lunes puso a disposición de las autoridades cuando así lo dispongan.

La información la dio a conocer el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito quien reveló que los abogados de Quirino, Freddy Castillo, Ruddy Polanco y Leomar Castillo, se reunieron este lunes en la Procuraduría con su asistente Alejandro Jáquez, a quien le externaron su disposición de estar disponible.
«Fue una visita muy breve y básicamente planteaba toda la disposición (de Paulino Castillo) ante cualquier requerimiento que se le quiera hacer», reveló.
Domínguez Brito dijo que las autoridades de los Estados Unidos no informaron a la Procuraduría General de la República que Quirino vendría al país y que, al parecer, se benefició de un acuerdo de protección en los Estados Unidos que implicaba que no salió de la prisión deportado y que ya vive en ese país.
Precisó que dado que no vino en calidad de deportado, al parecer lo hizo por su propia iniciativa, «es decir, como otros dominicanos que bien pudieron beneficiarse de un sistema parecido».
El funcionario indicó que si Quirino tiene visado de Estados Unidos hábil imagina que puede ir allí.
Sin embargo, advirtió que se trata de un caso donde la mayoría de las informaciones tienen carácter secreto, por demás ordenadas por un juez de la corte de Nueva York, por lo que muchas de estas no son dadas ni a autoridades norteamericanas ni dominicanas, porque son atribuciones de la justicia de allá.
Explicó que por eso, ni las autoridades de Estados Unidos ni las de República Dominicana pueden informar.
«Por eso hay muchas especulaciones y muchas cosas que uno no sabe, por el carácter de cerrar esos expedientes y no permitir la comunicación. Si un juez ordena abrir, entonces nosotros recibiríamos todas las informaciones», subrayó el procurador.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •