SANTO DOMINGO, RD.- El encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana, Robert Thomas, aseguró este miércoles que su país tenía más de 10 años dando seguimiento a las condiciones de trabajos en el Central Romana.

“Nuestra preocupación con las prácticas que hemos visto en Central Romana ya vienen desde hace más de una década, esto ustedes lo pueden ver en los diferentes informes sobre Derechos Humanos que nosotros hemos emitido, el más reciente es de septiembre de este año”, declaró Thomas a periodistas que lo entrevistaron.

El  funcionario se refirió a la disposición de los Estados Unidos que ordena detener los embarques de azúcar sin refinar y los productos a base de azúcar procedentes de la Central Romana Corporation, por presuntos trabajos forzosos.

Thomas justificó la decisión de su gobierno de bloquear el ingreso de la azúcar dominicana a su territorio, a la vez que asegura que Central Romana tiene largo y desafortunado historial de no tratar bien a sus trabajadores.

Dijo que las preocupaciones de Estados Unidos no son nuevas, ni para la empresa ni para cualquier persona que haya leído esos informes.

Explicó que “tras el informe de septiembre, nuestra agencia de aduanas y control fronterizo tomó esta medida”.

El funcionario estadounidense negó que esas acciones guarden relación con el aumento de las repatriaciones de haitianos criticadas por organismos norteamericanos.

Thomas negó igualmente que esa medida tenga matiz político y que guarde relación con las constantes quejas de organismos de esa nación por la intensificación de las repatriaciones de indocumentados en el país.

Reconoció que la República Dominicana tiene derecho a aplicar sus políticas migratorias, dijo es al gobierno a quien le compete decidir la posibilidad de establecer campos de refugiados.

Estas declaraciones fueron ofrecidas por Thomas tras participar en el almuerzo convocado por la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (Amchamdr), celebrado este miércoles en el Hotel Embajador.

Reportes periodísticos dan cuenta que un grupo de empresarios no acudió al tradicional almuerzo en protesta por la alerta emitida por esa sede diplomática sobre supuesta discriminación por el color oscuro de su piel en el país.

CONTENIDO RELACIONADO:

CBP ordena detener embarques de azúcar del Central Romana a Estados Unidos
Central Romana responde a sanciones de las Aduanas de los Estados Unidos