SALCEDO, Hermanas Mirabal, RD.– Elvis Miguel Santos de Jesús, miembro de la comparsa Los Toros, del carnaval de Salcedo se entregó este jueves a las autoridades tras ser señalado como responsable de encender los fuegos artificiales que provocaron quemaduras a unas 18 personas el pasado domingo en esta ciudad.

Santos de Jesús fue requerido por el Ministerio Público de la provincia Hermanas Mirabal, que lleva las investigaciones del incidente en coordinación con miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), de la Policía Nacional.

Contra el carnavalero se había dado la orden de arresto número 0163-2024, de fecha 13 de marzo de 2024.

Santos de Jesús, participaba como parte de la logística de la agrupación al momento de utilizar los artículos pirotécnicos.

Su arresto se ejecutó en la sede de la Fiscalía de Hermanas Mirabal, dónde se presentó acompañado de su abogado y decenas de personas que lo acompañaban.

En relación con el hecho, se recuerda que el 10 de marzo de 2024, mientras el grupo de carnaval Los Toros se preparaba para su espectáculo de salida de la Cueva de Macarao, de la referida ciudad, Elvis Miguel Santos de Jesús, encendió de manera “imprudente y sin las precauciones de rigor, los fuegos artificiales, frente a la tarima, la cual hizo contacto con los trajes de papel de Los Toros y Toritos, dejando como resultado aproximadamente 18 personas con quemaduras en diferentes partes de su cuerpo”.

El Ministerio Público de la provincia Hermanas Mirabal presentará en las próximas horas medidas de coerción contra Santos de Jesús por los hechos que se les imputan en perjuicio de las víctimas.

Las víctimas se encuentran recibiendo atenciones médicas, entre ellos 7 niños en edades de 5 a 13 años, en la Unidad de quemados del Hospital Regional Infantil Arturo Grullón, de Santiago; 4 adolescentes en edades de 15 a 18 años, en el Hospital Pediátrico Robert Reid Cabral; un adulto de 52 años de edad, en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, de Santo Domingo, todos en estado de pronóstico reservado, mientras que otros afectados se encuentran estables recibiendo atenciones médicas en centros de salud de la provincia Hermanas Mirabal.

Dos de los niños murieron este jueves en el hospital Arturo Grullón de Santiago, incluyendo uno de sus hijos.

Las víctimas recibieron quemaduras de segundo y tercer grado, tras verse expuesto al fuego que se dispersó por los trajes de los macaraos agrupados en el grupo de carnaval Los Toros, congregados en la Unión Carnavalesca de la Salcedo (Ucasal).