Un loable ejemplo

Por: Redacción

Por Guarionex Concepción

La crisis sanitaria provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, ha dado lugar a que el Estado demuestre su preocupación por la ciudadanía.

He visto con orgullo como miles de personas, en los puestos de vacunación, se desdoblan para poder atender a quienes acuden diariamente a recibir las dosis correspondientes.

Es un ejemplo de civismo el que están dando los ciudadanos que van y se incorporan a las filas pacientemente, a esperar la acción del personal especializado que les atienden.

Acudí en compañía de mi esposa, la madre de uno de mis yernos y de éste, que nos llevó y espero el tiempo requerido.

Fuimos a un centro establecido en la calle Isabel Aguiar, en El Libertador, de Herrera. Pocas personas formaban la desorganizada fila que, no obstante, avanzó rápidamente y fuimos atendidos en pocos minutos.

Si algo hubiera sido deseable allí era que los ciudadanos formaran la fila adecuadamente, guardando la distancia y hablando lo menos posible, sin que se salieran de la formación hasta ser llamados.

Eso contribuye a agilizar el proceso y disminuye el posible contagio. Además, ayuda al personal de servicio a ser más eficiente y agotarse menos.

Observé un excelente desempeño y una gran amabilidad de los médicos, enfermeras y personal de apoyo.

Nos hizo sentir bien el trato dispensado, la rapidez y el buen humor. También la profesionalidad demostrada y el respeto por los mayores con algún tipo de discapacidad. Hay que lamentar, no obstante que los espacios no permitan cumplir el protocolo del distanciamiento, o que algunas personas se aglomeren sin necesidad.

Esta respuesta oficial, eficiente y rápida, adecuada, demuestra lo que se puede hacer cuando hay voluntad y disposición. Igual los ciudadanos dejan en claro que pueden responder civilizadamente cuando las autoridades cumplen debidamente sus responsabilidades.

Este esfuerzo extraordinario de todos nos debe hacer sentir orgullo, ya que evidencia que sabemos crecernos en la adversidad y que tenemos un personal de salubridad admirable.

Ahora bien, el equipo médico puede lograr mejores resultados si inicia la vacunación más temprano. Debía ser a las 6:30 am, lo cual permitiría vacunar más personas y estas, a su vez, podrían llegar a sus trabajos con menor tardanza.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas