Por Ramón Colombo/FOGARATE

¿Qué opinarán en cualquier otra parte del mundo de un país isleño de apenas 48 mil y pico de kilómetros cuadrados, dividido en un Distrito Nacional, diez regiones, 31 provincias, 158 municipios y 235 distritos municipales; que tiene un Congreso Nacional con 32 senadores y 190 diputados; que tiene una milicia de 60 mil hombres y mujeres y una policía con más de 30 mil uniformados, y que tiene, en fin, alrededor de 800 mil empleados en las más de 30 instituciones de su Poder Ejecutivo?…(Dirán –y no les falta razón- que ese país, que tiene una Constitución y miles de leyes sometidas a permanente revisión, es una locura ingobernable).