En 50 Aniversario de Línea Roja, Fidel Soto llama a luchar contra Corrupción y el Crimen

Línea Roja
En 50 Aniversario De Línea Roja, Fidel Soto llama a luchar contra la Corrupción y el Crimen

SANTO DOMINGO.- Al conmemorarse el 50 aniversario de la fundación de la Línea Roja del Movimiento Revolucionario 14 de junio, uno de sus principales dirigentes, el profesor Fidel Soto, llamó a los sectores progresistas del país a continuar la lucha por un régimen de auténtica democracia y contra la corrupción y el crimen, el enriquecimiento ilícito y todo tipo de males que dificultan alcanzar el progreso de la nación y el bienestar del pueblo dominicano.

Soto pronunció el discurso central del acto conmemorativo ante cientos de antiguos miembros de la Línea Roja congregados en el Centro Cultural Mauricio Báez.

Dijo que esa organización estuvo dirigida por el espíritu de servir al pueblo para lograr una patria digna en el ámbito de las naciones y pueblos del mundo.

“Hoy queremos valorar más que nunca el espíritu de servir al pueblo, lo que significa mantener en alto los ideales de Duarte y los Trinitarios, los Restauradores, los expedicionario de Luperón, Constanza, Maimón y Estero Hondo, los insurrectos del 63 con Manolo a la cabeza y los principios de aquella gloriosa revolución, no concluida todavía, de abril del 65, de los coroneles Fernández Domínguez y Caamaño Deñó”, expresó.

El ex dirigente de la organización de izquierda más influyente durante el régimen de los 12 años de Joaquín Balaguer, afirmó que “para la formación y el afianzamiento ideológico y político de dirigentes y militantes, adoptamos un programa de educación basado en la crítica y la autocrítica y el constante estudio de los llamados tres artículos permanentes de Mao Tse- Tung, con los cuales aprendimos a valorar la importancia de despojarnos del individualismo y todos los vicios propios de nuestra procedencia social, luchando siempre por estar al servicio de los mejores intereses de la clase obrera y el pueblo trabajador. Estos artículos son: El viejo tonto que removió la montaña, En Memoria de Norman Bethune y Servir al pueblo.

A esa formación Fidel Soto atribuye la influencia lograda por la Línea Roja en las fábricas, sindicatos y centrales obreras, tales como los sindicatos azucareros, portuarios, de Metaldom, de M. Gonzales, de La Tabacalera de Santiago, la Tenería Bermúdez, las empresas de CORDE, de telefónicas, electricidad, UNACHOSIN y la Central Provincial de Trabajadores de Santiago (CTP) “Asimismo, incidimos en la formación de agrupaciones de maestros como la ADP, nos insertamos en los comités de amas de casa, sectores profesionales y grupos estudiantiles como FRAGUA, UER y la FED, llegando incluso a crear en la misma universidad Madre y Maestra la Alianza Revolucionaria de Estudiantes de Santiago (ARES)”.

Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el ex senador José González Espinosa, quien encabezó los organismos de dirección de la Línea Roja, durante los 12 años de esa organización que estuvo vigente hasta el 20 de diciembre de 1980, para dar paso al Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD).

González Espinosa recordó que a partir del 28 de julio del 1968 la organización naciente desplegó toda su energía en el trabajo organizativo, educativo y propagandístico y practicó una política unitaria amplia, sin prejuicios, destinada a incorporar a obreros, campesinos, profesionales, haciendo hincapié en la juventud de ambos sexos y en pactar con otros partidos y/o grupos que luchaban por la libertad, y la independencia, la soberanía y el bienestar del pueblo dominicano.

“En esos momentos el país estaba sometido por el gobierno de turno representado por el doctor Joaquín Balaguer, a la represión política, el atropello, el crimen y a la entrega de la nación a los intereses del imperio norteamericano y a sus socios oligarcas”, afirmó.

“Ese empeño unitario nos llamaba a practicar activamente la política de amistad, la solidaridad y cooperación internacional, en la que se destacaba con el Partido Comunista Chino, cuyas relaciones diplomáticas recién oficializadas con el gobierno y el pueblo chino tenemos la seguridad de que beneficiará a ambos pueblos”, añadió González Espinosa, que también destacó las relaciones con el Partido Comunista de Cuba.

Para el veterano dirigente de izquierda es cada vez más necesario, fomentar la amistad, el respeto y la colaboración y que los pueblos del mundo nos empeñemos más, en hacer en cada país una política de paz y una sociedad de paz y bienestar y oponernos con más fuerza a la violencia, a la guerra y a la cruel explotación de nuestros pueblos.

Iván Rodríguez

Mientras que Iván Rodríguez, también miembro fundador del Línea Roja, pasó balance a los orígenes de esa organización y su línea política adoptada basada en los principios del Marxismo Leninismo pensamiento Mao Tse Tung y de Servir al pueblo de todo corazón.

Significó que los hombres y mujeres de Línea Roja “supimos combinar la teoría con la práctica, lo que rápidamente produjo importantes resultados y desafiamos la dictadura yanqui balaguerista, que enfiló su represión contra nuestra organización, persiguiendo, encarcelando y torturando a dirigentes y miembros de la recién conformada organización revolucionaria”.

Rodríguez aseguró que “hoy más que nunca, nuestro país necesita cambios profundos, ya que las clases dominantes y el imperialismo nos han impuesto su política neoliberal de pobreza, explotación y miseria para las mayorías nacionales imponiendo su agenda de muerte en detrimento de las propuestas revolucionarias”.

Significó que “Línea Roja nos dejó una herencia a la que nunca debemos renunciar, de la que nunca debemos avergonzarnos; más bien debemos sentirnos profundamente orgullosos y honrados de haber militado en las filas de una fuerza política auténticamente revolucionaria en sus propósitos, en su acción y en su indeclinable voluntad de hacer la revolución al precio que determinaran las circunstancias”.

Podemos asegurar que Línea Roja se convirtió en una de las principales fuerzas revolucionarias de la izquierda dominicana. Con una política unitaria amplia, pero apegada a los principios, firme, pero flexible y estableciendo la necesidad de avanzar hacia el poder implementado los distintos métodos y formas de lucha que determinaran la coyuntura política. Por eso crecimos, nos multiplicamos y en los hechos nos convertimos en un referente obligado en el campo revolucionario de la República Dominicana en la década de los años 70 del siglo pasado.

Iván Rodríguez concluyó asegurando que “hoy al celebrar el 50 aniversario de la fundación de Línea Roja, debemos reconocer la madurez de que, aun estando ubicados en diferentes organizaciones (y teniendo en consideración una de las políticas de Línea Roja de la Unidad en la diversidad), hemos sido capaces de producir este encuentro para celebrar una fecha que para algunos podrá representar el pasado y para otros el presente e incluso el porvenir.

Rafael Pérez Modesto

De su lado, el historiador y político Rafael Pérez Modesto, al pronunciar las palabras de cierre del encuentro hizo un apretado resumen del momento histórico en que nació la Línea Roja, destacando que “históricamente en términos políticos constituyó un aporte relevante para el movimiento revolucionario dominicano, en un período de represión criminal, dispersión y confusión en las filas de la izquierda dominicana.

“Línea Roja surge como un movimiento de rebeldía revolucionaria, integrada por un núcleo de cuadros y militantes catorcistas que entendió que su otrora vigorosa organización, que desempeño un rol trascendente en la Guerra Constitucionalista y la resistencia a la invasión norteamericana de 1965, fruto de un rumbo político e ideológico erróneo lo conducía a su desaparición con su secuencia de inmensas pérdidas humanas y de sus perspectivas nacionales”, apuntó.

Aglutinados alrededor de una plataforma de principios y una práctica consecuente logró agrupar la inmensa mayoría de la militancia y simpatizantes de los seguidores de la organización, trazando un camino distinto que fortaleció una coherente dirección y estructura disciplinada, que rompió con esquema negativos que afectaban todas las fuerzas progresistas y revolucionarias persistentes en ese período.

Rompió con prácticas incorrectas, definió y consiguió depender de sus propios esfuerzos, depender de partidos o países extranjeros; de esfuerzos o acciones incorrectas, integró sus cuadros a la producción, hizo de la lucha política la razón de su existencia, combatió con altura y principios las diferencias que lo separaban de otras entidades revolucionarias, proponiéndose unir a todas las fuerzas que propugnaban por la revolución y concebir que solo el pueblo; las masas del país, eran capaces de hacer la historia y dotarse de una Democracia Nueva, enarbolando la consigna de: Pan, Tierra, Trabajo y Libertad.

El interés suscitado en este aniversario (Ya se habían celebrado el 25 y el 46 aniversario); la presencia de todos ustedes, la adhesión de compañeros residentes en el exterior e interior del país, el respaldo de auténticos luchadores hoy en organizaciones distintas o identificados con el progreso y las metas pendientes a alcanzar por generaciones anteriores, los programas mínimo de liberación de los expedicionarios del 14 de Junio de 1959, acogidos por Manolo y Minerva en el Movimiento Clandestino de 1960 y otras organizaciones socialistas, es la demostración más evidente de como caló la predica y práctica de Línea Roja.

El espíritu unitario, el cariño y afecto solidario constituye la identificación de todos los que abrazamos esa causa.

Línea Roja mantuvo un comportamiento de respeto y respaldo a los luchadores aún provenientes de organizaciones diferentes, incidió en el movimiento campesino, obrero, en los trabajadores de diferentes frentes, entre los profesionales e intelectuales y se convirtió en una organización que más incidencias logró en el movimiento estudiantil, universitario y secundario a final de los años 60 y 70, en los clubes deportivos y culturales, en los barrios más pobres y vulnerables de la capital y el interior del país.

Combatió la dictadura Balagueristas y las confrontaciones entre partidos de izquierda que condujeron a la muerte de patriotas sobresalientes y valiosos.

Pérez Modesto subrayó que “en el aniversario 50 de ese agrupamiento (Línea Roja) que aún nos enorgullece, la forma de rendir tributo a los compañeros caídos combatiendo y otros idos por el tiempo transcurrido, es reconociendo las fallas o errores cometidos, siendo consecuentes con el espíritu autocrítico que sustentamos”.

Dijo que las enseñanzas de Línea Roja está el “no ser indiferentes a los males políticos, económicos, sociales que flagelan nuestro pueblo y ser consecuentes con los principios que nos dieron origen, insistiendo en la unidad verdadera de los sectores progresistas, respetando las diferencias de cada quien y enarbolando el criterio de Unidad en la Diversidad”.

Al acto conmemorativo asistieron importantes personalidades de la vida nacional que estuvieron relacionados o fueron miembros de la Línea Roja, incluyendo ex rectores universitarios, funcionarios gubernamentales, reconocidos artistas e intelectuales, académicos, periodistas.

El cantautor Enrique Feliz interpretó varias canciones para un auditorio que se puso de pies para escucharlo y aplaudirlo.

Fungieron como maestros de ceremonia los periodistas, Miguelina Crespo y Rodolfo Coiscou Duvergé, mientras que Genris García realizó breves entrevistas que fueron transmitidas en circuito cerrado a connotados dirigentes de la desaparecida organización política que se destacaron en el área educativa, sindical campesina, estudiantil, cultura, entre otras.

Compartir:
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •