Asaltan pasajeros de minibús en pleno día próximo a la Duarte con Paris

Por: Redacción

Por Genris García

SANTO DOMINGO, RD.– Los pasajeros de un minibús de la Ruta 23 de Los Alcarrizos fueron asaltados a punta de pistolas y cuchillos por tres hombres próximo a la concurrida esquina de las avenidas Duarte con Paris.

El asalto se produjo alrededor de la 1:00 de la tarde del pasado jueves, según narró a Vigilanteinformativo.com una de las víctimas, el pastor evangélico Alejandro de la Cruz.

Los tres asaltantes no ocultaban sus rostros, ni con mascarillas para evitar el covid-19, y solo uno utilizaba gorra.

Dijo que abordó el minibús de la Ruta 23, en el sector Juanita, de Los Alcarrizos, parar dirigirse a la avenida Duarte a completar la compra de la ropa de Navidad de sus hijos.

Explicó que en Los Alcarrizos logró comprar algunas piezas de vestir para sus tres vástagos de 14, 12 y 7 años de edad. La primera es hembra, y los más jóvenes, varones.

Dijo que, aunque reside en Haina, en Los Alcarrizos está la iglesia que pastorea, dónde realizaría algunas labores.

Concluidos el trabajo en el templo tomaron una voladora, tomaron la “voladora” para llegar a la avenida Duarte a comprar la ropa de Navidad de sus hijos para lo cual disponía de alrededor de 11 mil pesos que llevaba en sus bolsillos.

El pastor Alejandro de la Cruz, quien además es periodista de profesión dijo que todo iba bien en el minibús. La gente se subía y bajaba y el chofer cobraba directamente el pasaje. No tenía cobrador.

Al adentrarse en el tapón que se forma en la avenida Paris esquina calle Abreu, dónde está ubicada la Cámara de Cuentas subieron los tres hombres.

El predicador definió al de la pistola como un hombre de aproximadamente 40 años, de piel negra, uno de los que portaba un filoso cuchillo era un “coloradito” de unos 33 años y el tercero no lo pudo definir.

Allí, en medio del bullicio, entre vehículos de todo tipo que se desplazaban a cero kilómetros, entre buhoneros, comerciantes, compradores y transeúntes subieron al minibús los tres hombres.

Acto seguido, -agregó- encañonaron al conductor del minibús ordenándoles que se colocara las manos sobre su cabeza y entregara todo el dinero.

Otros dos se dirigieron a los pasajeros, a quienes despojaban de todas sus pertenencias, especialmente celulares, carteras y dinero.

Dijo que cuando llegaron a él, le dijo que lo único que tenía era un celular, y sin mucho apuro se lo entregó al ladrón.

Lo hizo con prisa para evitar que les pidieran que volteara sus bolsillos y se percataran que tenía el dinero de la ropa de su hermosa hija y los dos varones.

De la Cruz apuntó que uno de los asaltantes amenazaba con el filoso cuchillo a su hija de 14 años quien se resistía a entregar la funda con la ropa que ya le había comprado en Los Alcarrizos.

-“Dame la funda o te puyo”, le advirtió el ladrón a su hija que venía en otro asiento de la “voladora”

-“Dale la funda”, le dijo a su hija.

Expresó que al asaltante palpar la funda y darse cuenta que era ropa la tiró al piso del vehículo.

Agregó que otra joven se resistía a entregar su cartera, pero un señor que viajaba a su lado le dijo “suelta eso” y así lo hizo.

La joven estalló en llanto, pero ante la amenaza de que la iban a puyar tuvo que contenerse, aunque perdió todos sus documentos, tarjetas de créditos, celular y otras pertenencias.

Al señor que estaba a su lado lo despojaron de una suma indeterminada de dinero y el celular.

Narró que todo pasó de prisa, y, aunque alcanzó a ver dos policías tuvo temor de gripara para no poner en peligro las vidas de sus tres hijos.

Cuando los asaltantes se preparaban para abandonar el minibús consumado el robo, el pastor le dijo:

– “Cristo le ama…, busquen del señor”, le dijo.

Sin mirar para atrás se internaron en un callejón, sin que nadie fuera de la “voladora” se diera cuenta que eran tres asaltantes a plena luz del día y en una vía atestada de gente y automóviles en víspera de Navidad.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas