Por Francisco Luciano

Los resultados de las elecciones municipales pueden ser evaluados a partir de varias aristas o puntos de miras. Dependiendo desde la óptica en que nos coloquemos los mismos resultados pueden verse como catastróficos o altamente alentadores, veamos:

a) Si partimos las expectativas que nos generamos de alcanzar la dirección de una cantidad más alta de territorios que la obtenida, los resultados pueden verse como un revés.
b) Si partimos de los resultados alcanzados en comparación con los que obtuvimos en las elecciones municipales del 2020 hemos obtenido un significativo avance de posicionamiento.

En las elecciones municipales de 2020, la Fuerza del Pueblo (FP), no obtuvo alcaldes, ni directores de distritos municipales, logrando un número muy reducido de regidores y vocales. En 2024 hemos logrado casi una decena de Alcaldías y un poco más de dos docenas de directores municipales, que, sumados a los más de doscientos regidores y vocales, nos coloca como un partido político con real incidencia en el poder municipal.

Otro aspecto para tomar en cuenta es que, en las elecciones municipales de 2020 alcanzamos un total de 120,000 votos y en la recién pasadas superamos los 527,000 votos para un crecimiento exponencial, tanto en votos absolutos como en la representación, estos datos prueban que somos una realidad que nadie puede minimizar.

De forma y manera que los resultados de las pasadas elecciones de febrero, lejos de desanimarnos deben servir de incentivo a nuestra dirigencia y militancia para, corrigiendo las múltiples fallas que se manifestaron en nuestro accionar, impulsar la capacidad para neutralizar las actividades mañosas del adversario que se sirvió con la cuchara grande de la abstención a qué indujo para beneficiarse de los resultados electorales y ahora querer vender un tamaño que no tiene.

Nuestro llamado es a los hombres y mujeres de la Fuerza del Pueblo para que salgamos, unidos y sincronizados, a localizar a los simpatizantes de la organización convidándolos a votar en la casilla 3, por el Dr. Leonel Fernández el próximo domingo 19 de mayo, para así alcanzar la victoria que nos permitirá reencauzar la nación por el camino de las necesarias reformas políticas y sociales, que conducirán a un mayor estado de desarrollo, progreso y bienestar para todos los dominicanos y dominicanas.

¡Levantemos las banderas que la patria nos espera!

El autor es docente universitario y dirigente político