Por Milton Olivo*

El mercado global de pescado para 2023 se estima en unos 1.04 billones de dólares y se espera crezca para el 2028 a USD 1.19 billones.

Las exportaciones totales de RD en 2023 fueron de US$ 11,019.19 (once mil) millones de dólares, significa que el monto del negocio global del pescado es de casi 100 veces el total de las exportaciones de RD en el pasado año 2023.

La RD tiene todo para convertirse en uno de los principales suplidores del mercado global del pescado. Pero lo peor es que la RD no exporta un centavo.

Todo lo contrario, importa más del 80% del pescado que consume la sociedad y el sector turístico. Cuando RD tiene todas las condiciones para convertirse en uno de los principales exportadores globales de pescado.

Solo imagine que RD tiene el océano Atlántico al Norte, el mar Caribe al Sur, y 32 embalses de presas hidroeléctricas, donde además de pescar en el océano Atlántico y mar Caribe, también podríamos estar criando pescados en jaulas flotantes, lo que se denomina “maricultura”. Igualmente, en los embalses de nuestras presas hidroeléctricas.

Eso, sin agregar el potencial que tenemos de producir pescado en tierra, en estanques, aprovechando las aguas disponibles en nuestro territorio, desarrollando la acuicultura.

Imaginar los millares de empleos que podríamos producir, si además como Estado, nos proponemos establecer agroindustrias para procesar y enlatar pescado. Que no costarían un centavo al Estado, si luego de construida el monto de la inversión en su construcción es convertida en acciones y vendidas al público e inversionistas interesados.

Para en vez de estar trayendo pescado de Vietnam, Malasia, China, Europa y otros, nos dedicáramos a desarrollar el sector pesquero, su industrialización, con el objetivo de inundar el mundo con pescado dominicano.

Es incalculable los beneficios adicionales para el pueblo dominicano desarrollar el sector pesquero, por el potencial de crear empresas conexas que tiene este sector.

Imaginar desarrollar industrias de construcción de barcos, de aparejos pesqueros, de transporte, comercialización, empaque, industrialización etc. Podríamos sacar del atraso y subdesarrollo de las provincias costeras, y producir un salto desarrollista en la RD e incremento de las exportaciones y captación de impuestos por parte del Estado.

Invito al presidente Luis Abinader, y al gobierno del cambio, a asumir como objetivo nacional esta propuesta. Y pasar a la historia como el padre del sector pesquero y su industrialización. Y así ir sumando condiciones para hacer realidad una Quisqueya potencia.
• El autor es director ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Pesca -Fenatrapesma-. Presidente de la Fundación para el Desarrollo Oceánico – Pesca y Acuicultura.