SANTO DOMINGO, RD.- Propietarios y trabajadores de bares, discotecas y otros centros de diversión de Santo Domingo Este marcharon este viernes hasta la sede del Ministerio de Interior y Policía en demanda de que se derogue la resolución que prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas a partir de la medianoche.

La marcha caravana inició en la avenida Venezuela, una de las vías donde más centros de diversión existe en Santo Domingo Este.

Durante la protesta se registró un largo entaponamiento en las avenidas Venezuela, Las Américas y 27 de Febrero, vías que utilizaron para llegar hasta el edificio El Huacal, dónde se encuentra ubicado el Ministerio de Interior y Policía.

De Interior y Policía, los manifestantes marcharon con su ruidosa protesta hasta las inmediaciones del Palacio Nacional.

Los propietarios y empleados de centros de diversión de la provincia Santo Domingo calificaron la resolución 007/22, firmada por el ministro Jesús Vásquez Martínez, el pasado viernes 4 de noviembre, como discriminatoria.

La protesta fue organizada por la Unión Dominicana de Centros Nocturnos y Diversión de Santo Domingo Este (UDCEND).

Yunior González, presidente del gremio, dijo que con esta manifestación están reclamando su derecho a que les dejen trabajar.

Aseguró que el cierre de sus negocios les dejará pérdidas, ya que tienen contratos con artistas, y muchos empleados se quedarán sin empleo.

«Queremos nuestro horario, porque estamos cansados de tanto atropello con estos empleados y empresarios de los centros nocturnos», expresó.

Dijo además que estos negocios tienen equipos de seguridad debidamente preparados para cuando se presenta alguna situación.

«Nosotros aportamos a la sociedad y a la seguridad de nuestro país. «Nosotros no queremos problemas ni con la justicia ni con nadie. Solamente estamos pidiendo que nos quiten esa resolución que nos han puesto de restringirnos el horario», agregó.

Entre las pancartas que levantaban los propietarios y trabajadores de los centros de diversión se podían leer “Navidad con hambre”, “No soy un delincuente solo queremos trabajar”, “No más abusos”, entre otras.

Mientras que Richard Hernández, miembro de la organización, recordó que la medida afecta a decenas de familias que obtienen su sustento trabajando en los centros de diversión.

La resolución 0007-22 fue firmada por el ministro Jesús Vásquez Martínez el pasado viernes 4 de noviembre y entró en vigencia el lunes 7 de noviembre del presente año, como una alternativa para «preservar el orden público».

Tropas antimotines de la Policía Nacional fueron desplegadas en las inmediaciones del Edificio El Huacal, sede del Ministerio de Interior y Policía, así como en el Palacio Nacional. No se reportaron incidentes.

CONTENIDO RELACIONADO: