Una mala pisada dañó el “coro” de Año Nuevo

Año Nuevo
Una mala pisada dañó el “coro” de Año Nuevo

Por Genris García

“Hoy el Año Nuevo es alrededor de la coja”

SANTO DOMINGO ESTE.– Una mala pisada le dañó el coro de despedida del año viejo y llegada del Año Nuevo a una jovencita de 17 años del sector La Villa Olímpica, de este municipio.

La doctora que la recibió en la sala de emergencia del Hospital Dr. Darío Contreras tras comprobar la lección dijo “Hoy el Año Nuevo es alrededor de la coja

SL (iniciales de su nombre) bajaba la escalera de su casa, cuando al llegar al último peldaño dio una mala pisada y como se dice comúnmente “se le torció el tobillo”.

El dolor era insoportable por lo que su madre la llevó apoyada del hombro a la sala de Emergencia del Hospital Dr. Darío Contreras.

Era media tarde de este 31 de diciembre, de cielo nublado y el principal hospital traumatológico del Gran Santo Domingo registraba un flujo de paciente por debajo de lo normal.

Allí la recibió la doctora Astacio, quien le mandó a hacer dos radiografías del tobillo derecho.

Cuando las “placas” estuvieron colocadas en el sistema computarizado de la Emergencia la facultativa observó con detenimiento y le dijo el diagnostico.

-“No tiene el pie roto, lo que tiene es un “esguince de tobillo”.

A seguida le explicó en qué consistía la lección y que tendría que inmovilizarle el pie.

Dr. Astacio -“Si tú pisa ese pie, te lo voy a decir “a lo foke music”, te va a descojonar esa rodilla y a ser peor”.

Sin embargo SL no parecía entender lo que le estaban diciendo.

La doctora Astacio le bajó con duro a la incrédula jovencita que solo pensaba en el traje escogido para recibir el nuevo año y la zapatillas altas que llevaría.

Dr. Astacio vuelve a explicarle que no puede afincar el pie y le adelanta que si se apoya el pie la van a tener que operar y “va a ser peor, y ponerte placas en el tobillo, hierros, clavos, tornillos…”.

-Yo voy a ser condescendiente contigo porque soy joven como tú y te voy a poner una Férula. Voy a confiar en ti y no te voy a enyesar porque el yeso es muy pesado. No tiene el pie roto, lo que tiene es un esguince de tobillo.

Pero la joven médica, veía la resistencia de su adolecente paciente adolorida, quien al parecer pensaba más en la música de esa noche que en la torcedura de tu tobillo, “de ti depende, como adulta que tú eres que tu pie funcione o no.

Cuando su madre pregunta si puedes ir al colegio, la doctora le dice que puede hacer de todo, pero –insiste- sin apoyar el pie.

A seguida le recomienda que consiga una muleta para que se apoye en ella y cuide su pie por lo menos por 15 días.

Para evitar los dolores propios de esa lección le indicó analgésicos y antiinflamatorios y que en 15 días vuelva por la consulta.

Explicó que se trata de “una lección ligamentosa. Los ligamentos son los que agarran el hueso, cuando el hueso entra y sale lo floja. Eso es más peligroso que la misma fractura”.

Astacio vuelve a advertirle que si lo pisa, el hueso puede salirse del pie y ahí tendrían que operarla.

Como consolación la emergencióloga le dijo “siéntete feliz, tu verás como todo el mundo te va a añoñar ahora”.

Para borrarle la cara de amargura que tenía SL que “Hoy el Año Nuevo es alrededor de la coja” y te llevaran la comida dónde este.

Simultáneamente dialogaban madre e hija sobre el coro que estaba preparado para la noche.

-La madre le dice “te quedará tú” en la casa.

La madre insistía en que su hija se quedaría en casa, mientras la doctora le decía “ay no, tampoco así, llévensela para dónde vayan.

Chica SL se confesó ante la doctora “Yo quería en verdad brincar hoy”.

Dr. Astacio respondió “todo pasa por algo. Papá Dios es el único que sabe por qué te pasó eso

Chica SL ripostó “pa que no vaya al colegio”.

Volvió el tema del vestido de la noche de fiesta de Año Nuevo y la doctora Astacio le dice que se puede poner su vestido y hacerse sus fotos, pero nada de zapatillas, a lo que la chica responde “no es que el conjunto va con uno zapatos altos.

Otra doctora de emergencia le recomienda que a la férula le pinte un Santa Claus.

Sin embargo, vuelve sobre la jovencita, “si el pie se pone morado, si te aprieta mucho, siente mucho calambre viene por emergencia inmediatamente, de lo contrario, a los 15 días o te la cambian o te la quitan.

Cuando la madre regresa de la farmacia con los insumos que se necesitan para inmovilizar el pie respira profundo y clama “ay qué problema”.

Salieron rumbo al Área de Yeso, dónde la joven empezó a llorar cuando escuchaba los gritos de un niño que estaban enyesando en un brazo.

Allí la esperó Manuel Ogando, un sanjuanero ducho en eso de inmovilizar huesos rotos.

Ogando se esmeró en la “media bota” que colocó en el pie derecho hasta la rodilla de la chica.

Luego, dando salticos llegó hasta la sala de espera, hasta que llegara un vehículo que la devuelva a su casa.

Ella, como muchos, no bailaron en la noche vieja, ni en la nueva, tendrán que esperar el próximo año para disfrutar como querían.

CONTENIDO RELACIONADO:

Muchos terminan con sus ropas de fiestas en el Darío Contreras

No estaba muerto, ni de parranda, estaba en el Darío, trabajando

Compartir:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •