VIDEO: “Ella se sentía feliz porque yo estaba bailando con ella”

bailando
“Ella se sentía feliz porque yo estaba bailando con ella”

Por Genris García

SANTO DOMINGO ESTE.- “Ella se sentía feliz porque yo estaba bailando con ella”, declaró Alejandro Francois (Kiko) al salir de las salas de emergencias del Hospital Darío Contreras, el primer día del 2019.

Cuenta que estaba alegre y su vecina también, compartían tragos y como dice Wason Brazoban en su canción “En un solo día” estaban “bailando bachatas, merengues…”

Al parecer Alejandro y su amiga estaban “hablando bajito, chocando los cuerpos…” en la fiesta del vecindario el Día de Año Nuevo.

Sin embargo, no acabó como la escribió el intérprete “termina la fiesta, cada cual a su casa…”.

Brazoban agregó a la canción “Yo me voy con tu cara pegada en el alma…”

Pero Alejandro terminó con un solo golpe en su cara que le partió la nariz y podría perder el ojo izquierdo.

El joven obrero de la construcción cayó al suelo y no de un andamio, dónde lo recogieron paramédicos del 9-1-1 y lo llevaron a toda velocidad a la emergencia del Darío Contreras.

Allí llegó a media mañana y fue al caer la tarde que lo despacharon con la advertencia de que debe ponerse cuidado en ese ojo para que no lo pierda.

De acuerdo a su hermano mayor que lo acompañó al hospital traumatológico, éste no se llevó de sus consejos, ni aceptó la invitación a que se fuera a tomar unos tragos en su casa.

Asegura que Titi, el vecino que hará que su hermano Alejandro no le “eche un ojo” a otra vecina por un buen tiempo le pegó un solo trompón.

“Parece que fue con una manopla que le dio que lo mandó al suelo de un solo golpe”, contó el hermano mientras esperaba que lo curaran los médicos.

Narró que un vecino celoso fue el que “sonó” a su hermano en el mismo vecindario dónde viven en Mendoza, en este municipio.

El hombre que lo golpeó se fue después de aquel nocaut que lo dejó tendido en la marquesina de la casa de la vecina y con tontera todo el día.

Todo ocurrió en un solo día, y qué día, el primero del Año Nuevo.

Seguro que Kiko va a extrañar lo feliz que se sentí la vecina cada vez que se mire al espejo.

Pero dejemos que él cuenta su versión:

CONTENIDO RELACIONADO:

Muchos terminan con sus ropas de fiestas en el Darío Contreras

No estaba muerto, ni de parranda, estaba en el Darío, trabajando

Una mala pisada dañó el “coro” de Año Nuevo

Vídeo: Con los zapatos en las manos y los pies rotos

Compartir:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •