Fin de la “pachanga”

Por: admin

Por Alberto Quezada

alberto quezada opinion okLuego  de terminada  ¨pachanga¨, (Baile, diversión, jolgorio ruidoso y desordenado)  propio de las celebraciones  de las fiestas de Noche Buena, Navidad  y Año Nuevo; es menester, comenzar a trabajar con urgencia en la cohabitación y la unidad de la sociedad dominicana.

Hago el planteamiento a propósito de que observo que la mayoría de los actores sociales, económicos y políticos de la República Dominicana vienen experimentado una tendencia odiosa hacia la confrontación y disidencia.

 El choque de las ideas y las visiones diferentes sobre un tema determinado entre los colectivos que interactúan en un sistema democrático es comprensible, pero de ahí a mantener  posiciones irreconciliables pienso que no es inteligente ni mucho menos conveniente para el país.

Independientemente de los intereses particulares, ambiciones,  ideas políticas diferentes, creencias y particularidades  que tengan esos grupos, al  país no se le debe  tener sometido a los niveles de estrés padecidos  el año que acaba de transcurrir.

Ni el Gobierno, empresarios, líderes religiosos, económicos, políticos,  y sociales, pueden abrogarse el derecho de mantener en zozobra y contrariado a una mayoría de dominicanos que lo que espera de ellos es la reconciliación  y la convivencia pacífica y civilizada.

Y que no me vengan con la solfa, de que eso es una expresión rutinaria de la lucha por el poder y la política, que lo que vivimos no es más que un comportamiento dialectico del actual contexto global y local.

De lo que se trata, amigos lectores,  es de una  inmadurez e infantilismo político, empresarial y social del liderazgo nacional, el cual parece no darse cuenta de las amenazas externas  que ciernen sobre los cielos de la República Dominicana.

Aquí hay que reclamar y exigir cohesión y unidad nacional, ahora más que nunca antes; ya que los movimientos geopolíticos que pudieran producirse en lo adelante podrían llevarse de paro la economía, estabilidad política y la democracia dominicana. ¿O es qué no se están dando cuenta?.

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. Quezada.alberto218@gmail.com  

 

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas